Cómo saber si mi hijo tiene enuresis infantil

Métodos para saber si el niño sufre un problema de pis en la cama

La enuresis es muy frecuente en la etapa del abandono del pañal. Pero, ¿cómo saber si ha pasado de esto a ser un problema? A través de varias estrategias los padres pueden saber cuándo se convierte en enuresis infantil.

Es importante que los padres conozcan las posibles causas que llevan a un niño a desarrollar enuresis, para poder aplicar el tratamiento más adecuado.

Cómo saber si tu hijo tiene enuresis

Averigua si tu hijo sufre enuresis infantil

Orinarse en la cama de por sí no es un problema. De hecho es normal que pase en los niños de entre dos y tres años, el momento en que se aprende a controlar la micción y puede comenzar la retirada progresiva del pañal. Se entiende que hay un problema de enuresis cuando se superan los cinco años en el caso de las niñas y seis en el de los niños, y nuestro hijo sigue sin poder controlar su micción.

Muchas veces la enuresis puede estar ocasionada por algún problema de tipo emocional que afecte al niño. De hecho, se considera que la enuresis, más que una enfermedad, es un síntoma que manifiesta problemas afectivos.

Situaciones que le causen ansiedad, como algún miedo que desconozcamos, una mala relación con sus compañeros de colegio, una preocupación por algo que ha escuchado o le han dicho sus amigos… Debemos hablar con el niño, aunque sin presionarle en ningún momento, para averiguar si hay algo que le preocupe o le estrese, pues el estrés en los niños es más fácil de producirse de lo que se suele pensar.

Lógicamente nuestra visión del problema, desde casa, será limitada. El diagnóstico de la enuresis y qué la provoca deberá ser médico, pues es posible el origen de su problema sea biológico y no emocional.

En este caso será el médico quien dictamine el tratamiento a seguir, que puede ser compatible con los ejercicios y rutinas que hayamos establecido para el niño en casa.

Otra opción a tener muy en cuenta en caso de que no haya una causa médica para la enuresis y los ejercicios no ayuden al niño a controlar la micción, es la visita a un psicólogo o terapeuta, pues puede que el origen del problema sea emocional y que el propio niño no sepa advertirlo.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados