Causas de la enuresis infantil y cómo detectarlas

Los síntomas de la enuresis infantil y las pruebas necesarias

La enuresis infantil puede aparecer por múltiples causas. Algunas son inevitables, como las genéticas o las orgánicas, pero otras se basan en la educación y el entorno, por lo que se pueden prevenir y detectar de forma temprana.

No hay un origen único y definido para la enuresis infantil. La aparición de ésta puede deberse a factores genéticos, fisiológicos, educativos, psicológicos... Si detectas que tu hijo puede padecer enuresis, lo primero que debes hacer es consultar con un especialista para que te confirme la dolencia y te ayude a averiguar cuál es su causa; En función de ésta se aplicará determinará el tratamiento.

Causas de la enuresis

Causas de que los niños se hagan pis en la cama

Genéticas
Según estudios médicos un alto porcentaje de niños que tienen enuresis en la actualidad tienen antecedentes familiares con esta dolencia, a través de sus padres.

Neurofisiológicos
Se trata de un retraso en la maduración del mecanismo neurofisiológico del control de los esfínteres, es decir, que el niño ha superado el edad en que generalmente se aprende a identificar y controlar la sensación de tener ganas de orinar.

Este mecanismo se puede “entrenar” con ejercicios, llegando a desaparecer la incontinencia alrededor de los diez años. No obstante, los padres no deben caer en el error de pensar que se “curará sola”, pues igualmente puede requerir tratamiento.

Educativos
Adelantar forzadamente el momento de la retirada del pañal puede ser contraproducente, hasta el punto de provocar la enuresis, por no completarse adecuadamente los ciclos del periodo de maduración del control de la vejiga.

Para evitar esto es necesario informarse del momento adecuado para comenzar la retirada del pañal y no tratar de adelantarlo; este momento depende del desarrollo del niño y no del momento en que los padres decidan educarle a tal efecto.

Psicológios
Alteraciones emocionales o situaciones con un impacto psicológico fuerte pueden producir enuresis, como la convivencia en un ambiente disfuncional, inseguridad afectiva en general, baja autoestima, fobias infantiles, situaciones familiares puntuales (el divorcio de los padres, la llegada de un hermano, una mudanza, la pérdida de su mascota...), algún problema en el colegio o con los amigos, etc.

En general, puede deberse a cualquier situación o cambio que produzca ansiedad en el niño o que le desequilibre emocionalmente.

Orgánicos
La enuresis también puede deberse a alteraciones anatómicas congénitas, ya sean del sistema urinario en concreto o más generales, como la espina bífida, la diabetes mellitus o la insuficiencia renal crónica.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!