Miopía

La visión clara se percibe cuando los rayos de luz se enfocan en la retina, que es la «película» sensible del ojo. La miopía provoca que el enfoque de las imágenes se realice delante de la retina, de modo que los objetos lejanos se perciben borrosos. En la hipermetropía las imágenes se enfocan por detrás de la retina, de manera que los objetos cercanos se perciben menos nítidos.El astigmatismo condiciona que una parte de la imagen quede enfocada por delante del resto, lo que produce una imagen distorsionada, tanto para los objetos lejanos como los cercanos. En ocasiones, el astigmatismo y la hipermetropía se asocian a la miopía.

Departamento de Oftalmología
CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

¿Qué es?

La visión clara se percibe cuando los rayos de luz se enfocan en la retina, que es la «película» sensible del ojo. La miopía provoca que el enfoque de las imágenes se realice delante de la retina, de modo que los objetos lejanos se perciben borrosos. En la hipermetropía las imágenes se enfocan por detrás de la retina, de manera que los objetos cercanos se perciben menos nítidos. El astigmatismo condiciona que una parte de la imagen quede enfocada por delante del resto, lo que produce una imagen distorsionada, tanto para los objetos lejanos como los cercanos. En ocasiones, el astigmatismo y la hipermetropía se asocian a la miopía.La mayoría de los casos también presentan irregularidades ópticas (aberraciones), que dificultan la visión nocturna.

¿Cúal es el tratamiento?

El Láser Excimer-Lasik y LASEK.puede corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, lo que supone una alternativa a la compensación óptica proporcionada por las gafas o las lentes de contacto. Este láser se aplica sobre la córnea eliminando cantidades microscópicas de tejido para modificar su curvatura anterior y corregir las alteraciones visuales antes citadas. La razón por la que se utiliza el Láser Excimer y no otro instrumento es porque su extraordinaria precisión permite afinar más allá de la milésima parte de un milímetro (micra). Además, la rapidez de actuación del láser determina que el tiempo de la aplicación sea ultracorto (segundos). Las características de esta intervención son las siguientes: Esta técnica se realiza de modo ambulatorio, es decir, no requiere ingreso. Se lleva a cabo bajo anestesia tópica (mediante gotas y sin necesidad de inyección) de modo que no se experimenta dolor durante la cirugía. Dura unos cinco minutos, de los cuales la aplicación del láser se reduce a unos segundos, y el resto corresponde a la preparación del paciente.

¿Cuándo se debe operar?

El paciente requiere al menos ser mayor de 18 años, no tener ninguna enfermedad ocular importante excepto su miopía, hipermetropía y/o astigmatismo, y que éstos no hayan variado de modo significativo durante el último año. La cantidad de miopía, hipermetropía, astigmatismo y aberraciones que se puede corregir depende de cada caso particular.En algunas personas el implante de lentes intraoculares puede suponer una mejor alternativa quirúrgica que el Láser Excimer-LASIK y LASEK.

¿Qué resultados se pueden esperar con esta técnica?

La corrección con Láser Excimer-Lasik mejora la visión hasta el extremo de que el paciente pueda hacer su vida normal sin gafas ni lentes de contacto. En algunas ocasiones, es necesario utilizarlas para realizar ciertas actividades puntuales como puede ser la conducción nocturna. De este modo, se evitan las incomodidades que ocasionan las gafas (irritación crónica en nariz y orejas, peso de las gafas, reflejos, visión periférica limitada, etc) o las lentes de contacto (intolerancia por conjuntivitis o úlceras corneales de repetición, continuo requerimiento de cuidado esmerado, elevado gasto acumulado con el transcurrir de los años, etc,).También se mejora el aspecto físico, se participa en las actividades deportivas y recreativas con mayor comodidad y disminuye el nivel de reserva en las actividades rutinarias, disfrutando así de una mejor calidad de vida que se refleja en diferentes momentos del día, como pueda ser al ducharse, en la piscina o en la playa, al levantarse de la cama sin miedo a tropezar, en el trabajo, o al realizar un viaje sin el inconveniente de que la gafa se rompa o la lente de contacto se pierda. Según estudios americanos sobre el grado de satisfacción de los pacientes tras ser operados con esta técnica, cerca del 100 por cien de los intervenidos afirman que volverían a decidirse por la operación, y se la recomendarían sin dudarlo a un amigo.La corrección de la miopía, la hipermetropía y/o astigmatismo mediante Láser Excimer-Lasik y LASEK no modifica el proceso normal de envejecimiento del ojo, de modo que fenómenos como la presbicia (necesidad de gafa de baja graduación para leer de cerca que se inicia en la década de los cuarenta años) no son evitados.

¿Qué es lo que tiene que hacer el paciente que esté interesado?

En el caso de llevar lentes de contacto será necesario permanecer un mínimo de dos semanas sin ellas si son blandas, mientras que si son semirígidas o rígidas este mínimo será de un mes previo a la cirugía. Por ello, lo ideal sería presentarse a la exploración después de tener en cuenta estas recomendaciones. Aquellas personas que lleven siempre gafas pueden intervenirse cuando quieran. La incorporación a la vida laboral puede efectuarse entre uno y varios días, según la actividad que se lleve a cabo y del tipo de corrección de que se trate Antes de la intervención, los pacientes tan sólo tendrán que someterse a una exploración ocular completa que permitirá informarle acerca de las posibilidades que ofrece su corrección en concreto. De cara a ofrecer la mayor seguridad, antes de la intervención se realizan una serie de pruebas oftalmológicas específicas, que se llevan a cabo en la propia consulta.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Otitis externa aguda

    Otitis externa aguda

  • Otitis media aguda

    Otitis media aguda

  • Otitis media supurativa

    Otitis media supurativa

  • Estudio de la audición

    Estudio de la audición

  • ¿Qué es la conjuntivitis neonatal?

    ¿Qué es la conjuntivitis neonatal?