Enfermedades comunes del niño: fimosis

Definición, problemas y soluciones

Los pediatras aconsejan a los padres que intenten empujar suavemente y poco a poco el prepucio hacia atrás a la hora del baño.

Enfermedades comunes en el niño: fimosis

Qué es la fimosis

En esta frecuente anomalía congénita, el prepucio o piel que recubre el extremo del pene o glande, es demasiado estrecho o poco elástico, y no es posible empujarlo hacia atrás lo suficiente como para dejar al descubierto el glande.

Qué hacer

Los pediatras aconsejan a los padres que intenten empujar suavemente y poco a poco el prepucio hacia atrás a la hora del baño, para impedir que se acumule suciedad en el interior y evitar así posibles infecciones. La mayoría de las veces este problema se resuelve a medida que el niño va creciendo, a los dos o 3 años. Si no es así, se soluciona mediante la circuncisión.

Consecuencias para el bebé

El niño con fimosis puede experimentar diversos problemas:
→Dolor al orinar.
→Imposibilidad de vaciar completamente la vejiga.
→Acumulación de restos de orina entre el glande y el prepucio.
→Dolor durante las erecciones espontáneas o voluntarias.
→Balanitis: infecciones dolorosas causadas por la dificultad para limpiar la zona.
→Parafimosis: se produce cuando se fuerza hacia atrás el prepucio y éste queda retraído y atrapado por detrás de la base del glande, comprimiéndola, sin que se pueda desplegar. Se soluciona, con anestesia, presionando el glande para que vuelva a colocarse sobre la cabeza del pene.

Circuncisión

Es una operación muy sencilla que suele realizarse generalmente antes de los 6 ó 7 años de edad, y no antes de los 4. Se realiza con anestesia general y consiste en realizar una incisión longitudinal en el prepucio para dejar al descubierto el glande. La herida cicatriza en unos días, con las indicaciones del pediatra.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!