Enfermedades comunes del bebé: sarampión

Definición de sarampión, síntomas y prevención

Los primeros síntomas del sarampión son parecidos a los de un catarro común.

El sarampión

Qué es el sarampión

Infección aguda exantemática muy contagiosa, el sarampión afecta a niños y adultos jóvenes que no han sido vacunados. La época de mayor contagio es el invierno y la primavera. En la actualidad, y gracias a la vacunación infantil, es una enfermedad poco frecuente, aunque todavía no está erradicada.

Causas y transmisión

Infección producida por el virus del sarampión (Morbillivirus), se transmite por contacto directo con las personas afectadas, a través de las pequeñas gotitas de saliva o secreciones respiratorias que se expulsan al hablar, toser o respirar.
El período de incubación oscila entre 8 y 14 días a partir del contacto. El periodo de contagio transcurre entre 4 días antes de la aparición de los síntomas hasta los 4 o 5 días posteriores.

Síntomas del sarampión

Los primeros síntomas del sarampión son parecidos a los de un catarro común:

→ Congestión y mucosidad nasal.
→• Conjuntivitis.
→ Tos seca.
→• Fiebre elevada durante varios días.
•→ Sensibilidad a la luz.
•→ Falta de apetito.
→• Malestar general.

Un par de días antes del inicio de la erupción, aparecen las manchas de Koplik --manchas rojas, pequeñas e irregulares en las mucosas bucales, con un puntito blanco en el centro de cada una --, que desaparecen en menos de un día. Deben su nombre a Henry Koplik (1858-1927), pediatra americano que las describió en 1896. Son signo inequívoco de que el paciente ha contraído el sarampión.

La erupción aparece de dos a cuatro días después de que el niño contraiga la enfermedad. Se manifiesta con pequeñas manchas de color rojo oscuro que se inician en la línea de nacimiento del cabello y detrás de las orejas, y se extienden posteriormente a todo el cuerpo, aunque se concentran especialmente en la cara. En general, no producen picor, y suelen desaparecer en 2 a 4 días. La fiebre puede ser alta y el niño se sentirá mal durante 3 ó 5 días.

En bebés menores de 9 meses, el sarampión puede manifestarse de forma leve gracias a la presencia de anticuerpos maternos protectores.

Complicaciones

Entre las complicaciones más frecuentes de sarampión se citan las otitis, laringitis, bronquiolitis, neumonía, bronquitis, diarrea (más en desnutridos), púrpura, afección del apéndice y, en raras ocasiones, encefalitis aguda.

Tratamiento

No existe tratamiento para la enfermedad pero sí podemos aliviar los síntomas con estas medidas:
→• Reposo durante los primeros días.
→• Dieta blanda.
→• •Beber mucho líquido.
→• •Reducir la fiebre con antitérmicos y compresas frías.
→• •Atenuar la luz en las habitaciones mientras persistan la conjuntivitis y las molestias oculares. Realizar lavados oculares con frecuencia.
→• •Alejamiento de las personas que no sean inmunes a la enfermedad.
→• Una vez curada la enfermedad, produce inmunidad de por vida.

Prevención

Casi todos los niños que se vacunan (vacuna triple vírica) contra el sarampión después de cumplir un año, quedan inmunizados de por vida. A veces, un porcentaje pequeño de niños no responden a la dosis inicial, por lo que se aconseja administrar una dosis de refuerzo más adelante.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Fiebre en los niños

    Fiebre en los niños

  • El catarro. Enfermedades comunes en niños y bebés

    El catarro. Enfermedades comunes en niños y bebés

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!