Causas del dolor de oídos

Cómo actuar ante un dolor de oídos

Tu hijo se toca la oreja sin parar y se queja de que le molesta o le duele… ¿Qué le ocurre? Otitis, tapón de cera, un cuerpo extraño… hay que encontrar al culpable.

Causas del dolor de oídos

El problema

Al ver los gestos que hace, temes que sea una otitis. Es una de las primeras enfermedades de los bebés (de 2 a 3 millones de visitas médicas al año) y la más dolorosa. Pero puede que solo sea un tapón de cera o un cuerpo extraño.

A quién afecta

A tu hijo. Se despierta por la noche y se queja del oído. Incluso puede que tenga fiebre.
A ti. Te encuentras indefensa frente a su lágrimas y no sabes cómo calmarlo.

Dolor de oídos: es una otitis

No para de llorar, se toca la oreja, está caliente y parece que el dolor es intenso.

Qué hay que hacer. Acude al médico, que probablemente le pondrá un tratamiento antibiótico para luchar contra la bacteria que causa la otitis. Mientras, alivia al bebé y dale paracetamol para bajarle la fiebre. La otitis llamada “media aguda” suele estar asociada a una rinitis, por lo que es conveniente limpiar bien la nariz del niño con suero fisiológico y sonarlo (con un aspirador nasal para los más pequeños).
Si se trata de una otitis externa, asociada a una inflamación del conducto auditivo (después de un baño en la piscina o en el mar), que es dolorosa pero no produce fiebre, el médico le recetará unas gotas para los oídos.
Qué hay que decirle. «Sé que te duele mucho el oído y que es desagradable. Los médicos te van a quitar el dolor».

Se ha introducido un cuerpo extraño en el oído

Jugando con su prima, se ha metido una cuenta en el fondo del conducto auditivo.

Qué hay que hacer. Inclina la cabeza de tu hijo del lado opuesto para ver si el objeto sale solo pero, sobre todo, no intentes sacárselo tú misma. Si no cae, acude a un otorrinolaringólogo que tiene los utensilios adecuados para aspirar el objeto, extraerlo y comprobar si el conducto auditivo y el tímpano siguen intactos.
Si se trata de un insecto, puede que logres sacarlo con un poco de agua tibia jabonosa. Si no lo consigues, acude al médico.
Qué hay que decirle. «Si mamá no consigue quitarte la cuenta del oído, lo hará el médico». Sobre todo, no intentes sacártela tú solo, podrías hundirla más.

Le duele el oído: es un tapón de cerumen

Tiene el interior del pabellón muy amarillo, se toca la oreja sin parar y parece molesto. También observas que tiende a levantar la voz.

Qué hay que hacer. ¡Sobre todo no uses bastoncillos para los oídos! Podrías hundir el tapón dentro del conducto auditivo. Generalmente, se elimina solo, desde el interior hacia el exterior. Pero, a veces, se forma una pelotilla de cerumen que puede afectar a la audición. Acude al pediatra, que le recetará unas gotas aceitosas para reblandecer el tapón. Luego, basta echar un poco de agua tibia en el conducto auditivo con una perilla para evacuarlo.
Para evitar la formación de tapones, no olvides lavarle las orejas dos veces por semana con agua tibia o un espray a presión controlada, especial para los oídos.
Qué hay que decirle. «Un tapón de cerumen no es nada grave, le puede pasar a cualquiera. Pero, para que no se te forme ninguno, tienes que dejar que te lave las orejas».
Charlotte Valade con Jérôme Gauthier, cirujano otorrinolaringólogo.

© Enfant Magazine

Testimonio de un padre

«Me extrañaba que Gabriel subiera cada vez más el volumen de los dibujos animados durante el fin de semana. Hasta que, una mañana, me encontré su almohada manchada de verde: se había metido un caramelo verde en el oído y estaba medio sordo. El otorrino se lo sacó. Por suerte, el caramelo no le provocó una infección de oído». Jérôme, padre de Gabriel, 3 años.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!