A mi hijo le sangra la nariz

Qué debes hacer ante una hemorragia nasal

El sangrado de nariz (epistaxis) es frecuente en los niños y generalmente se trata de una afección leve. Puede llegar a ser un poco molesto cuando se repite habitualmente, pero casi nunca es alarmante. Las causas son variadas: las mucosas frágiles, un resfriado o un pequeño objeto alojado en el interior del orificio nasal. Una especialista te explica lo que debes hacer.

A mi hijo le sangra la nariz

El problema

Haga frío o calor, esté nervioso o tranquilo, en plena noche o en el supermercado… A tu hijo le sangra la nariz en cualquier momento, y no hay modo de anticiparlo.

¿A quién afecta?

 A tu hijo. Esas gotitas de sangre que perlan su nariz no le parecen normales y se preocupa.

A ti. Cuando tu hijo se despierta en plena noche con una gran mancha roja en la almohada, tienes que contenerte para no llamar a los bomberos.

Le sangra la nariz porque tiene las mucosas frágiles

En cada fosa nasal, a un centímetro más o menos de la entrada, está la zona de la mucosa, la mancha vascular, que se compone de muchos vasos sanguíneos pequeños. Esos vasos tienden a romperse con mayor facilidad en los niños, debido a la fragilidad de su mucosa.

Qué hay que hacer:

Cuando empiece a sangrar, pínzale la nariz justo por debajo de la parte ósea, y mantenle la cabeza ligeramente inclinada hacia delante. Esta presión debe durar al menos 2 o 3 minutos.

Tranquilízalo, porque la vista de la sangre siempre impresiona.

Si el sangrado continúa, introduce en la fosa nasal que sangra un algodón o una compresa hemostática.

También puedes pedir al pediatra que le recete una pomada protectora de la mucosa nasal.

Está resfriado y le sangra la nariz

El resfriado favorece el sangrado por dos motivos: porque genera una irritación de la mucosa y porque las costras que se forman en el interior de la nariz tienen más tendencia a desprenderse cuando sonamos al niño repetidamente.

Qué hay que hacer:

Límpiale regularmente la nariz con suero fisiológico.

También puedes humidificar el aire de la habitación para evitar que la mucosa se irrite más.

 Si tiene un objeto alojado en una fosa nasal

Puede que tu hijo se haya metido un objeto en la nariz (una cuenta de collar, una semilla…). Es un accidente habitual en los niños pequeños. Ese cuerpo extraño, que tal vez no has detectado, puede hacer que sangre repetidamente.

Qué hay que hacer:

No intentes retirar el objeto tú misma, podrías hundirlo más.

Acude a tu médico o al pediatra que, con la ayuda de un otoscopio (una pequeña lupa con luz), localizará el objeto y lo extraerá.

Lætitia Möller con Martine François, práctico facultativo en un servicio ORL.

© Enfant Magazine

Testimonio de una madre

«A Alessia le empezó a sangrar la nariz hacia el año y medio. Le pasa de forma habitual, unas dos veces por semana, en cualquier momento. El médico me ha dicho que no me preocupe, pero impresiona, porque sangra mucho. La niña se asusta y llora cada vez. Le digo que no es grave, pero no sirve de nada. No se calma hasta que deja de sangrar, y muchas veces me pregunta si tendrá que ir al hospital».

Sandie, madre de Alessia, de 2 años.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Parásitos intestinales

    Parásitos intestinales

  • Mi hijo se ha pillado un dedo

    Mi hijo se ha pillado un dedo

  • La halitosis en los niños

    La halitosis en los niños

  • El catarro. Enfermedades comunes en niños y bebés

    El catarro. Enfermedades comunes en niños y bebés

  • Accidentes infantiles, ¿qué debemos hacer?

    Accidentes infantiles, ¿qué debemos hacer?

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!