Siete trucos para evitar el despilfarro

Consejos para no tirar comida y ahorrar

Cada año tiramos de 20 a 30 kilos de alimentos a la basura, lo que equivale a unos 400 € anuales. Este enorme despilfarro se podría evitar con unos simples trucos.

 

1.  Hacer la lista de la compra

Parece algo evidente, pero hacer una lista de lo que realmente te hace falta antes de ir al supermercado, evitará que compres una caja de huevos cuando aún te queda media docena en la nevera… Si haces la compra por internet, lleva cuidado con la lista preelaborada que repites semana a semana. Ahorras tiempo, sí, ¿pero necesitas realmente otra bolsa de pan de molde?

2. Diseñar los menús para toda la semana

Para elegir mejor la lista de la compra, diseña los menús, aunque solo sea a grandes rasgos. Si sabes con antelación lo que vas a cocinar los próximos días no comprarás lo que no necesitas.

3. No caigas en las trampas de las promociones

“Compra un kilo de endivias y llévate otro gratis”. Es una gran oferta… si sabes lo que vas a hacer con tantas endibias. Estas promociones son más provechosas cuando se aplican a productos de alimentación no perecederos o productos de limpieza. No tiene sentido ahorrar si no consumes lo que compras.

4. Organizar la nevera

Para evitar tener que tirar la verdura, guárdala en el cajón correspondiente, en la parte inferior de la nevera, donde la temperatura es más baja. Justo encima, coloca la carne. Cuando hagas la compra, sitúa los nuevos productos al fondo, para comer primero los que llevan más tiempo en la nevera. Así no tendrás que tirar los yogures caducados que nadie había visto…

5. Cocina las sobras

Es la norma básica para no malgastar. Guárdalas en un envase hermético para que conserven todo su sabor. ¿No sabes qué hacer con esos restos de carne guisada o de pollo asado que hay en la nevera? Haz una “quiche de sobras”. La receta es muy sencilla, puedes poner casi cualquier cosa. Solo necesitas masa de hojaldre, huevos batidos y un poco de nata líquida, como en cualquier quiche tradicional, y las sobras, claro. Siempre queda sabrosa. Otra solución es preparar unas croquetas o un revuelto de pollo y verduras… Con el pan sobrante puedes hacer migas o picatostes para la sopa.

6. Descifra la fecha de caducidad

“A consumir preferentemente antes de fin de…”, no significa que los yogures no estén buenos a partir de esa fecha. La “FLUP”, la fecha límite de utilización óptima, solo indica que el sabor se va alterando progresivamente, pero no supone un riesgo para la salud. En cambio hay que respetar la fecha límite de consumo, la “FLC”, que corresponde a la mención “fecha de caducidad” seguida de la fecha con el día, mes y eventualmente el año. Porque la FLC se aplica a productos microbiológicamente muy perecederos que, tras un corto periodo, pueden suponer un peligro inmediato para la salud.

 7. No cocines cantidades demasiado grandes

 Arroz, pasta… a la hora de prepararlos, tenemos tendencia a pasarnos de la raya en la cantidad. Si no quieres encontrarte con sobras de pasta después de comer, respeta las cantidades indicadas en el paquete.

Stéphanie Letellier

 © Enfant.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Un menú para cada edad del niño

    Un menú para cada edad del niño

  • Guía para ahorrar

    Guía para ahorrar

  • Diez consejos para comer bien sin despilfarrar

    Diez consejos para comer bien sin despilfarrar

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!