Recetas de cocina con calcio para los niños

Trucos de cocina para que los niños tomen calcio

La leche no el único alimento que contiene calcio, aunque sí es el más popular. Es muy importante que los niños tomen el calcio que necesitan, a través de productos como la leche, pero en un alimentación equilibrada debe incluirse otros alimentos como los derivados lácteos, entre los que se incluyen el queso, los yogures o la nata, los pescados con espinas como las sardinas, arenques o anchoas y algunas verduras.

Estas recetas ricas en calcio son ideales para hacer más variada la alimentación de los niños y cuidar de su correcto crecimiento.

Crema de calabaza y puerros, al queso

Crema de calabaza

Ingredientes:
- 1 kg de patatas peladas, a trozos.
- 4 quesitos en porciones con calcio.
- 3 zanahorias, 400 g. de calabaza, 1 calabacín mediano, 3 puerros, 2 dientes de ajo, todo ello picado.
- 50 cl de aceite de oliva.
- Sal.
- 2 yemas de huevo cocidas.

Preparación
Se ponen todos los ingredientes en la olla rápida y se cubren con agua fría y un vasito de leche (dos dedos por encima de las verduras). Se cuentan 10 minutos cuando empiece a hervir. Se apaga la olla y se deja reposar otros 10 minutos. Se tritura con la minipimer y se espolvorea con yema de huevo cocida.

Brochetas de queso y frutas

Brochetas de queso y uvas

Ingredientes:
- 4 palillos largos para brocheta.
- 4 quesitos.
- 8 dados de membrillo o dulce de manzana.
- 1 manzana pelada, cortada a dados.
- 1 plátano troceado.
- 8 fresones o uvas.
- Un cuenco de miel o de mermelada.

Preparación
En cada palillo, se van ensartando un dado de membrillo, un trozo de plátano, medio quesito, un dado de manzana, un fresón; de nuevo un dado de membrillo, un trozo de plátano (o las frutas que más gusten a los niños), etc. Se sirven las brochetas en una fuente redonda lisa y en medio, cuenquitos de miel, yogures de frutas o mermeladas diferentes, para que cada comensal vaya untando cada brocheta a su gusto.

Crema de brécol con huevos

Crema de brécol con huevos 

Ingredientes:
- Un brécol.
- 1 litro de salsa bechamel.
- 3 zanahorias, 400 g.
- Sal y pimienta.
- 150 gramos de queso Emmental rallado.
- 4 huevos.

Preparación
Se cuece un brécol 15 minutos y se escurre. Se mezcla con la salsa bechamel y 125 g de queso rallado, y se tritura. Se cubre una bandeja de horno con la mitad de la crema, se cubre toda esa capa de bechamel con 4 huevos cocidos en rodajas, se extiende sobre éstos un poco de tomate frito o ketchup y se cubren a su vez con el resto de la bechamel con brécol. Se espolvorea con el resto del queso y se gratina.

Patatas rellenas gratinadas con queso

Patatas gratinadas con queso

Ingredientes:
- 4 patatas grandes.
- 4 quesitos en porciones y 4 sabanitas.
- 3 cucharadas de leche.
- 2 yemas de huevo.
- Sal y pimienta.
- Ketchup.

Preparación
Se cuecen las patatas (40 minutos) con su piel. Se cortan por medio. Se saca el interior, dejando una capa de patata adherida a la piel (para que no se rompa). Se mezcla la patata extraída (de las 4 patatas) con 4 quesitos en porciones, la leche, las yemas, pimienta y sal. Se rellenan las patatas con la mezcla y se pone encima un poquito de ketchup. Se tapa cada una con una sabanita de queso. Se gratinan (5 minutos). Se pueden servir solas, o con salsa de tomate.

Marisol Guisasola. Periodista especializada en Salud

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados