Se ha roto un brazo

Tipos de fractura y cómo actuar

Tu hijo se cae y se rompe el brazo. En urgencias, le ponen una escayola. ¿Qué va a pasar ahora con tu pequeño aventurero? Sigue los consejos de Elke Viehweger, cirujano ortopédico pediatra.

Se ha roto un brazo

El problema

Al principio, el dolor fue muy agudo. Ahora que está escayolado, le duele menos. Pero va a tener que aprender a vivir de una forma diferente durante unas semanas.

¿A quién afecta?

A tu hijo. Ya no puede jugar como a él le gusta. Y cuando le quitan la escayola, no puede hacer deporte.

A ti. La caída y la fractura te han dejado muy impresionada. Temes las consecuencias de este accidente en el crecimiento de su brazo.

LA SOLUCIÓN CASO A CASO

Es una fractura “en tallo verde”

Es muy frecuente. Uno de los dos huesos del antebrazo se ha fracturado por un lado y se ha curvado por el otro. La membrana fibrosa que rodea el hueso, el periostio, se ha quedado en su lugar, alrededor del hueso roto. Esta fractura se compara con un tallo verde que se intenta romper y que cede progresivamente en lugar partirse claramente.

Qué hay que hacer

La radiografía del brazo permite determinar el tipo de fractura. Si existe desplazamiento, es decir, si los trozos de hueso están separados, el tratamiento deberá restablecer la continuidad del hueso “reduciendo” la fractura. Al manipular el brazo, el médico recoloca los fragmentos de hueso en su sitio bajo una breve anestesia general.

Luego coloca la escayola (de yeso o de fibra de vidrio) que el niño llevará entre cuatro y seis semanas, el tiempo que tarda el hueso en reconstituirse.

Lo que debes decirle:

«El hueso de tu brazo se ha roto y hay que curarlo. Podrás jugar aunque lleves la escayola. Pero no podrás mover mucho el brazo mientras se cura».

Es una fractura “en rodete”

Al recibir el golpe, el hueso se ha aplastado sobre sí mismo. En la radiografía aparece como un pequeño bulto. El hueso puede estar más o menos desplazado.

Qué hay que hacer

El médico le inmovilizará el brazo con yeso o fibra de vidrio. Durante los días siguientes, puede que a tu hijo le siga doliendo el brazo roto. El médico le recetará paracetamol. Pronto el niño dejará de sentir dolor y hasta se olvidará de la escayola.

Las radiografías permiten seguir la evolución del tratamiento, que dura de cuatro a seis semanas. Los huesos de los niños tienen un capacidad de remodelación excepcional. No tienes nada que temer en cuanto a su futuro crecimiento.

 Qué hay que decirle

«Sé que te duele un poco, pero con esta medicina, se te pasará el dolor».

Es un desprendimiento epifisario

Es un tipo de fractura frecuente en los niños, cuyos huesos no han terminado de crecer. El cartílago del extremo de los huesos se fisura y pueden desprenderse pequeños fragmentos de hueso.

Qué hay que hacer

El tratamiento consiste en una reducción e inmovilización con yeso o fibra de vidrio. Una vez retirada la escayola, se realizan radiografías de control entre seis meses y un año después, para controlar el crecimiento del hueso.

 Lo que hay que decirle


«Te has hecho mucho daño, pero el brazo ya está curado. Te van a hacer unas radiografías para comprobar que crece bien».

Noémie Colomb con Elke Viehweger, cirujano ortopédico pediátrico.

 © Enfant Magazine

 Testimonio de una madre

«Durante las vacaciones, Pauline no vio un escalón y se cayó apoyando todo el peso sobre el puño. Le dolía mucho y lloraba sin parar. En la clínica la radiografía mostró que era una fractura en rodete. El cirujano le puso una escayola de fibra de vidrio. Cuando se la quitaron, no fue necesario hacer rehabilitación. Solo tuvimos que vigilar durante un mes que no hiciera movimientos bruscos, ni deporte ni montara en bicicleta».

Anne, madre de Pauline, de 5 años

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Se ha roto la pierna

    Se ha roto la pierna

  • Se ha roto un diente de leche

    Se ha roto un diente de leche

  • Mi hijo se ha tragado un objeto

    Mi hijo se ha tragado un objeto

  • Mi hijo se ha pillado un dedo

    Mi hijo se ha pillado un dedo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!