Caídas y golpes en niños

Cómo curar las heridas de los niños con homeopatía

¿Quién no tiene un niño todoterreno? Por muy tranquilos que sean, cuando son pequeños, y más con la llegada del buen tiempo, los niños se pasan el día saltando, corriendo, jugando… y ¿qué suele ocurrir? Que acaban cayéndose.

Nos parece increíble la energía que tienen, todo el día en el cole y aún les quedan fuerzas para subir, bajar, trepar… Es totalmente normal. Su pequeño cuerpo está creciendo y la actividad física es necesaria para el buen desarrollo físico y mental del niño. De hecho, los deportes basados en el juego les ayudan a desarrollar capacidades motrices claves como el equilibrio y la coordinación y otras también muy importantes como el compañerismo y el trabajo en equipo.

Estas actividades tan divertidas y en principio inofensivas, en ocasiones, convierten tanta energía en una caída, ¿podemos evitarlo?

Cómo prevenir las heridas y golpes de los niños

Cómo curar las caídas y golpes en niños

Tratándose de niños pequeños es todo un reto evitar que se caigan. Por más que estemos pendientes de ellos, no les dejemos solos en ningún momento y quitemos todas las cosas de posible riesgo a su alcance… se caen y es normal, porque están aprendiendo. Sin embargo, sí que podemos tener en cuenta algunas recomendaciones como:

  • Evitar los andadores ya que con frecuencia originan accidentes domésticos al chocarse con los muebles, sillas, etc.
  • Preparar todo lo necesario para cambiarles antes de comenzar a hacerlo para no dejarles solos en el cambiador, cama o sofá. ¡Aprovechan cualquier despiste para saltar, ellos no ven el peligro!
  • Ponerles medidas protectoras siempre que salgan con la bici o los patines: casco y coderas y rodilleras para proteger sus articulaciones.
  • Insistir en la importancia de calentar antes de realizar algunos ejercicios como fútbol, tenis, correr, etc., y protegerles las muñecas y tobillos.
  • Utilizar medidas de protección en ventanas, balcones y escaleras como barandillas, cierres de seguridad, puertas…
  • Recubrir el suelo o por lo menos la zona de juegos de materiales que amortigüen las caídas.

Cómo curar las heridas de los niños con homeopatía

Cuando inevitablemente ya se ha caído podemos, además de consolarle, tener a mano un producto homeopático que nos permita aliviar esa molestia.

Para todas esas caídas que tiñen su piel en tonos violetas y les producen un chichón podemos tener siempre a mano un producto con las propiedades del arnica como Arnica Gel. Lo mejor es aplicarle lo antes posible una fina capa en la zona afectada de este producto. Además, gracias a su textura gel su uso es muy práctico especialmente en el cuidado de los más pequeños, ya que refresca la zona, se absorbe rápidamente y al no ser graso no mancha.

¡Y a seguir jugando!

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • La homeopatía de la A a la Z

    La homeopatía de la A a la Z

  • Homeopatía y salud de los niños

    Homeopatía y salud de los niños

  • Homeopatía para niños y mayores

    ¿Qué es la homeopatía?

  • Guía para el botiquín de niños y bebés

    Guía para el botiquín de niños y bebés

  • 10 respuestas sobre la homeopatía

    10 respuestas sobre la homeopatía