Test de lectura divertido: experimento para niños

Experimento casero para hacer con niños

Con este experimento casero podrás hacer un test de lectura divertido que os demostrará que la lectura puede engañar al cerebro. ¿Pensabas que no había nada de especial en leer algunas palabras escritas en una hoja? Así que haz este divertido test de lectura y disfruta de lo que vas a aprender.

Test de lectura divertido: experimento para niños

¿Qué necesitas?

  • Lápices de colores
  • Una hoja blanca

Experimento infantil de test de lectura divertido materiales

¿Qué hay que hacer?

Tendrás que hacer tres columnas en la hoja. En la primera columna, hay que escribir el nombre cada un de los colores diferentes. Puedes ir cogiendo de uno a uno los lápices de colores para que cada palabra sea de distinto color.

En la secunda columna, escribe palabras con colores al azar o siguiendo tus gustos. En la tercera columna vuelves a escribir el nombre de los colores pero no con el color que le corresponde si no con otro color. Después, lee las palabras de las tres columnas lo más rápido posible. En la primera, lee lo que está escrito. En la segunda, no leas lo que está escrito, si no di el color en el que está escrita cada palabra. Verás que cuando llegas a la tercera columna será una lectura alocada multicolor.

¿Qué ocurre?

Un revoltijo de palabras como estimulante psíquico: al principio la lectura de los colores no presenta ningún problema, no más que la lectura de las palabras escritas al azar. Pero la tercera columna se convierte en "demasiado colorido" para el lector; en vez de decir el color en el que está escrita la palabra, lee la palabra que está escrita. Los lectores con práctica leen más rápido las palabras escritas que los colores en los que están escritas. Así que el que no dice correctamente los colores es porque es buen lector.

Experimento infantil de test de lectura divertido

¿Por qué ocurre esto?

El cerebro es nuestro órgano más complicado y realmente excepcional. Es por lo que con esta lectura colorida, podemos hacer un muy buen experimento para saber a qué velocidad nuestro cerebro se conecta sobre una lectura correcta. Por ejemplo, también podemos hacer otro test; escribe una frase en la que solamente la primera y la última letra de las palabras están en el sitio correcto. Verás que sí que puedes leer la frase. Es porque estamos acostumbrados a leer inmediatamente el conjunto de lo que estamos leyendo. Por eso los eslóganes publicitarios funcionan tan bien ya que en cuanto pasamos delante de un cartel publicitario nos quedamos con el eslogan.

El cerebro está compuesto sobre todo por células nerviosas. Tiene alrededor de cien mil millones de células y cada una de ellas se puede conectar con hasta 10 000 otras. Podemos imaginar el cerebro como una inmensa red, como un complejo sistema de cables de más de cientos de miles de kilómetros. Nuestro cerebro recibe y emite señales a una velocidad que puede llegar a ir a 100 metros por segundos. El cerebro está compuesto por varias partes. Una muy importante es el telencefalo. Está compuesto por varios pliegues, tiene dos mitades y es el que dirige, entre otros, nuestros pensamientos, el hable, el recuerdo y la capacidad de solucionar problemas. El cerebelo es responsable del equilibrio, es el que coordina el movimiento y el mantenimiento del cuerpo. El tronco cerebral regula las funciones vitales como la respiración y el latido del corazón. Es impresionante ¿verdad?

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!