Protección contra las ondas de los teléfonos móviles: experimento para niños

Experimentos caseros para enseñar ciencia a los niños

Protección contra las ondas de los teléfonos móviles es un experimento infantil muy divertido para hacer con los niños en casa. Explica a tus hijos conceptos sencillos de electrónica con este experimento casero. Lo sabrán todo sobre las ondas electromagnéticas.

Con un teléfono móvil podemos llamar en cualquier momento y a cualquier sitio. Puede ser que se produzca un fallo de red. Con esta este experimento puedes descubrir las ondas electromagnéticas y la protección contra las ondas. Puedes conseguir un fallo de red en el que es imposible llamar con un teléfono móvil.

Protección contra las ondas de los teléfonos móviles: experimento para niños

¿Qué necesitas?

  • Un teléfono móvil
  • Un teléfono fijo
  • Papel de aluminio
  • Otra persona

Experimento infantil de protección contra las ondas del teléfono móvil material

¿Qué hay que hacer?

1. Dale el teléfono móvil a otra persona y llama por el teléfono fijo. El teléfono móvil empieza a sonar.

 Experimento infantil de protección contra las ondas del teléfono móvil paso 1

2. Envuelve el teléfono móvil con papel de aluminio.

 Experimento infantil de protección contra las ondas del teléfono móvil paso 2

3. Vuelve a llamar al teléfono móvil con el teléfono fijo.

¿Qué ocurre?

El móvil ya no recibe las llamadas y claro, ya no aparece en pantalla la conexión de red. El papel de aluminio lo protege de las ondas de la red, por eso ya no se puedes intercambiar información con otros teléfonos.

¿Por qué ocurre?

Las ondas de la red son ondas electromagnéticas. Por ejemplo, un microondas utiliza el mismo tipo de ondas electromagnéticas. Es por eso que el interior del microondas está protegido con plomo para que la alta radiación de las ondas no pase al exterior. Por eso el mircoondas es una especie de jaula de Faraday. Así es como se llama a una caja o bolsillo de metal o de plomo que sirve de pantalla para que no pasen las ondas electromagnéticas.

El móvil envuelto en papel de aluminio también se encuentra en una jaula de Faraday. Esta jaula que protege de las ondas se llama así ya que su inventor fue Michael Faraday. Su invento también se utiliza en las óperas y en las salas de conciertos. Sus muros están recubiertos de malla soldada. De esta forma, los teléfonos móviles no pueden sonar aunque no se hayan apagado.
Los coches también son jaulas de Faraday. Por eso cuando hay tormenta, si está en un coche estás protegido de las descargas eléctricas de los rayos.

Puedes ver todo esto en el Deutsches Museum de Munich: puedes ver como un empleado que está dentro de una jaula de Faraday está protegido de una gran tormenta. Así que puedes ir al museo con los niños. Pero entonces, ¿cómo es que un teléfono móvil sí funciona en el interior de un coche si se supone que es una jaula de Faraday? Pues porque las juntas y las grietas de la carrocería son lo suficientemente grandes para dejar pasar las ondas de la red.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!