La bolsa que explota: experimento para niños sobre el sonido

Experimentos divertidos con papel para enseñar ciencia a los niños

La bolsa que explota, un experimento muy divertido para hacer con los niños en casa. Explica a tus hijos conceptos sencillos de ciencia con este experimento casero sobre el sonido.

Es increíble todo lo que se puede hacer con una hoja de papel; tener mucho espacio para escribir, poder embalar grandes paquetes y hacer que se produzca una gran explosión. Sólo hace falta doblarla correctamente. Con esta experiencia tu hijo aprende cosas sobre el sonido y cómo hacer explotar papel, pues el papel hace ruido.

La bolsa que explota: experimento para niños sobre el sonido


¿Qué necesitas?

Una hoja grande de papel que no sea muy gruesa (el papel kraft sirve perfectamente)

¿Qué hay que hacer?

Experimento infantil de sonido, croquis para explosión de una bolsa

1. Consigue una hoja de papel de la talla de una hoja A2 aproximadamente o bien recorta un gran trozo de papel de un rollo de papel de embalar.

2. Dobla la hoja por la mitad, una vez a lo ancho y otra vez a lo largo. Ahora tienes una hoja dividida en 4 cuadrados con las mismas medidas.

3. Dobla las cuatro puntas exteriores de los cuadrados hacia el pliegue central hecho a lo largo de la hoja. Puedes ver en el dibujo cómo tiene que quedar.

Experimento infantil de sonido, explosión de una bolsa paso 3

4. Ahora, dobla la hoja a lo largo para que las puntas que están plegadas queden en el interior.

5. Después dobla la hoja por la mitad.

6. Ahora, sólo te queda doblar las puntas de las extremidades marcando bien los pliegues, una vez hacia delante y otra vez hacia detrás. ¡Ya está acabado!

7. Coge la bolsa por las puntas de abajo y sacúdela con un movimiento de arriba abajo. Esto producirá un fuerte ruido, como si fuera una explosión.

Experimento infantil de sonido, explosión de una bolsa paso 7

¿Qué ocurre?

Cuando se sacude hacia abajo, el aire que está alrededor de la bolsa se comprime. Entonces la parte doblaba del papel hace mucho ruido. De esta forma, se crean fuertes ondas sonoras que suenan como explosiones en nuestros oídos. Las ondas sonoras no son más que el aire en movimiento.

¿Por qué ocurre esto?

Cuando se produce un ruido, el aire siempre se comprime en ese lugar. Tu presión aumenta pero el aire se redistribuye inmediatamente en todas las direcciones. Es por lo que una onda sonora siempre se distribuye concéntricamente en una habitación. Es como las ondas provocadas por una piedra cuando se cae al agua.

Lo que la bolsa ha creado es lo mismo que crean los látigos y los aviones pero de forma más violenta; pueden atravesar la barrera del sonido. Un avión ejerce una presión sobre el aire con el ruido de su motor. El aire se comprime y se distribuye a la velocidad del sonido delante del avión. Esto representa 330 metros por segundo, es decir 1188 Km/h. El avión no hace solamente este ruido una vez, si no por un tiempo más largo. Es por lo que las ondas sonoras consecutivas son creadas. Hay algunos aviones que pueden acelerar tan fuerte que vuelan a mayor velocidad que las ondas sonoras que provocan. El avión vuela a través de la barrera del sonido y por eso hace esos ruidos tan fuertes.
Con un latigazo, el ruido sale como una ola a lo largo de la cuerda. Toda la energía se libera en la punta y esto produce un golpe. Para hablar de esta velocidad, se utiliza el concepto de “número de Mach” (es una medida de velocidad). Este término describe la velocidad de un objeto con relación al sonido. Mach 1 es la velocidad de un objeto que va a tan rápido como el sonido.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!