Hacer crecer semillas: experimento para niños

Experimento casero para hacer con niños

Este experimento infantil va a enseñar a los que quieran ser botánicos a hacer crecer semillas. ¿Hay que plantar las semillas de una forma especial para que crezcan hacia abajo? Con este experimento puedes observar cómo germina una semilla.

Hacer crecer semillas: experimento para niños


¿Qué necesitas?

  • Un tarro de cristal con tapa
  • Un corcho
  • Un cuchillo
  • Pegamento
  • Un poco de algodón
  • Un alambre
  • Tijeras
  • Una judía

¿Qué hay que hacer?

1. Corta el corcho por la mitad y pégalo en la parte interior de la tapa.

Experimento infantil para hacer crecer semillas paso1

2. Pon un poco de algodón en el interior del tarro y mójalo con agua.

Experimento infantil para hacer crecer semillas paso2

3. Corta un trozo de alambre.

Experimento infantil para hacer crecer semillas paso3

4. Clava el trozo de alambre en la judía.

Experimento infantil para hacer crecer semillas paso4

5. Clava la otra punta del alambre en corcho que has pegado en el interior de la tapa.

Experimento infantil para hacer crecer semillas paso5

6. Cierra el tarro con la tapa y guardalo en un lugar caliente.

Experimento infantil para hacer crecer semillas paso6

7. Ahora solo te queda ver qué pasa. Si quieres, puedes ir anotando lo que ocurre cada día en un cuaderno, será el diario de la judía. La piel de la judía se hace más grande, la judía encoge. Al cabo de dos o tres días aparece una punta blanca, es una raiz. Crece cada día alrededor de un centímetro.

El diario de la judía:

  • Escribe a dirario lo que observas.
  • ¿Hacia donde crece la judía ?
  • ¿Qué ocurre si les das la vuelta al tarro?


¿Qué ocurre?

Si se giras el tarro, descubrirás que la raíz continúa empujando hacia abajo. Si se hace girar el tarro, el crecimiento aumenta creando una curva. Si prolongamos el experimento durante un período más largo, verás que se forma una espiral. ¿Has visto alguna vez una planta cuyas raíces crecen hacia arriba y cuyas hojas son subterráneas? ¡Claro que no! Eso sería muy raro. Pero, ¿cómo sabe la raíz dónde está la parte de abajo? Es empujada por la gravedad para crecer hacia el centro de la tierra.

¿Por qué ocurre esto?

La semilla de una planta contiene el germen y los nutrientes que necesita. La sólida cubierta de la semilla protege su contenido, es por lo que las semillas se pueden durar mucho tiempo. Cuando el agua las moja, el tiempo de descanso termina. La semilla absorbe el agua y comienza a crecer. Lo primero que aparece es la radícula. Unos días más tarde, los cotiledones (las hojas) salen y crecen con el tallo hacia abajo (dentro del tarro, este proceso sólo durará hasta que los nutrientes de la judía se consuman por completo ya que el algodón no contiene nutrientes).
En una semilla, es la sustancia química llamada auxina (una hormona vegetal), la responsable de la información: empujar hacia arriba, hacia la luz y las raíces se extienden hacia el centro de la tierra. Así que no importa la forma en la que pongamos la semilla: las raíces siempre crecen hacia abajo y los tallos hacia arriba.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!