Teckel: el asalta madrigueras

Teckel: el asalta madrigueras

A lo largo de la historia, estas razas han sido muy apreciadas por los cazadores, pues gracias a sus cortas patas podían introducirse sin problemas en las madrigueras y buscar posibles presas.

Ya desde la Edad Media, los cazadores se aprovechaban de las características físicas de los Basset Hound para rastrear a través de las madrigueras y encontrar más fácilmente a sus presas. Parece ser que el Teckel procede del Basset, aunque algunas otras razas ‘paticortas’ como el Hanrove o el Baviera podrían haber participado en la conformación del linaje de la raza. El Teckel es un perro equilibrado, aunque bastante ladrador. En ocasiones es tenaz y cabezota. Suelen ser juguetones y muy sociables, aunque bastante desconfiados con ciertas personas que no conocen. Es extremadamente bueno con los niños y con los mayores, y disfruta recibiendo mimos y premios continuamente.

Cuidados

Debemos saber que muchos Teckel tienen cierta tendencia a engordar, por lo que debemos vigilar su alimentación y evitar este factor que podría afectar seriamente a su salud si no lo atajamos rápido. Además suelen ser un poco vagos, por lo que deberemos fomentar, a través de juegos y largos paseos, la práctica de ejercicio. A su vez, la educación de estos perros debe comenzar en la etapa de cachorros y debe ser firme y coherente.

Teckel: el asalta madrigueras

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!