Perro de aguas: el cavernícola rizoso

Perro de aguas: el cavernícola rizoso

Los perros de aguas, que vivieron en cuevas antes de ser domesticados, han sido utilizados por el hombre en multitud de tareas, incluso como perros mineros.

Las innumerables cualidades innatas de estos simpáticos rizosos han sido apreciadas por el hombre desde los primeros años de domesticación de la raza. Estos perros han ejercido de mineros, en labores de pastoreo e incluso en salvamento marítimo, ayudados de su gran habilidad en el agua. En la actualidad, debido a su delicado olfato son utilizados frecuentemente en labores de rastreo y búsqueda en catástrofes. De carácter alegre y obediente, el perro de aguas tiene una enorme capacidad de aprendizaje, así como un extraordinario entendimiento. Gracias a esto, se amoldan fácilmente a diferentes situaciones. El trato con la familia es intachable, y los que tienen un ejemplar en casa saben que cada momento tiene localizado dónde está cada uno de los componentes de la familia. Por supuesto, cada vez que alguno entra en casa es recibido con una inmensa alegría, como si hiciera años que no te ve (aunque sólo hayas salido a comprar el pan). Dentro de la raza destaca el trato inmejorable y el fuerte vínculo que se establece entre el perro de aguas y los niños. Estos animales son capaces de dejarse hacer auténticas "perrerías" por parte de estos sin mostrar el más mínimo gesto de agresividad.

Cuidados

Lo cierto es que el perro de aguas necesita algo de tiempo y dedicación para mantener su melena rizosa sana y sin nudos. Al bañarlo, es preferible hacerlo con agua fresca, usando un champú especial para su tipo de pelaje. Hay que tener en cuenta el jabón o champú es contraproducente para este animal, pues altera la grasa natural lo vuelve suave y esponjoso, o lo que es lo mismo, susceptible de convertirse en nudos. Por ello, hay que usar poca cantidad. Además, muchas personas que tiene un perro de esta raza suele esquilarles una o dos veces al año, con el fin de sanear el pelo.

Perro de aguas: el cavernícola rizoso

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!