Mariposa: ¡para comérselo!

Mariposa: ¡para comérselo!

El conejo mariposa presenta un patrón de manchas muy definido que le da un aspecto de lo más dulce y gracioso.

El conejo Mariposa es una de las razas que más años llevan siendo consideradas animal de compañía. Se les reconoce con un primer vistazo, pues observaremos sus marcas características consistentes en una línea a lo largo de la espina dorsal, una mariposa en la nariz, manchas en las mejillas y a ambos lados y círculos rodeando los ojos, a modo de anteojos. También son característicos por tener la espalda ligeramente arqueada de forma que deja un vacío en la zona del estómago. El peso que pueden llegar a alcanzar estos animales ronda los 3 kgs. Además, siempre con la base de su color en blanco, podemos encontrarnos con un conejo mariposa que combine las manchas en tonalidades chocolate, negro, azul, dorado, gris, lila o tortuga.

Cuidados

Para pensar en el alojamiento que le vamos a dar a nuestro conejito debemos saber que se necesitará una jaula específica para conejos. Habrá que mantenerla en un local fresco pero protegido de las corrientes y de la humedad, ya que si estas existen, comenzarán los problemas respiratorios. En cuanto a la higiene, los conejos se parecen un poco a los gatos. Son muy aseados y ellos se encargarán de sus propios ‘tratamientos de belleza’.

Mariposa: ¡para comérselo!

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!