Lhassa Apso: la cabrilla del Tibet

Lhassa Apso: la cabrilla del Tibet

El nombre de "Apso" proviene de las cabras del Tibet (su lugar de origen), debido a que su color dorado característico es el mismo que presentan estos perros.

El Lhassa Apso es una raza de perro tibetano considerada como una de las más antiguas del mundo. Los primeros ejemplares fueron criados en monasterios de lamas y se consideraban animales sagrados. Gracias a esta condición, el comercio con estos perros estaba prohibido, por lo que no llegaron a Europa hasta principios del siglo XX. El temperamento del Lhassa Apso es, en un principio, desconfiado con los desconocidos, aunque siempre afectuoso y cariñoso con su familia y con los niños. Sin embargo, suele conservar un punto un poco arrogante y orgulloso. Se trata de un perro alegre y seguro de sí mismo. Esta puede ser una raza perfecta para personas mayores, aunque también para familias con casas pequeñas, pues no necesitan excesivo espacio ni ejercicio.

Cuidados

En relación a los cuidados de la raza, deberemos centrarnos básicamente en su pelo. Debido a su longitud y a su abundancia, necesitará retoques continuamente y que se le de una alimentación equilibrada para mantenerlo sano y con su brillo natural. Además, estos perros tienen gran facilidad para adaptarse a los espacios reducidos, y educar a un Lhassa Apso resulta bastante fácil.

Lhassa Apso: la cabrilla del Tibet

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!