Habana: el Siamés latino

Habana: el Siamés latino

Aunque a simple vista parezca un Siamés oscuro, existen muchas características que distinguen a este gato de su antecesor.

El gato Habana posee muchos rasgos que nada tienen que ver con su antecesor, el Siamés. Su característico hocico seco y fino, su cráneo alargado, y las orejas de nacimiento alto con base ancha, erectas, separadas y de aspecto triangular, son puramente ‘made in Habana’. Además, esta raza cuenta con una mirada penetrante y expresiva que se acentúa con sus bonitos ojos, ovalados y de tonos verdosos que resaltan todavía más en contraste con su pelaje marrón oscuro. A su vez, el carácter de la raza es mucho menos variable que en el caso del Siamés. EL Habana suele ser alegres, desenfadado e incluso algo descarado. Muestran mucho cariño con su núcleo familiar más cercano y son unos juguetones empedernidos.

Cuidados

Su pelo es corto, denso y muy brillante. Como casi todos los gatos de pelo corto, requerirá de un cepillado, a poder ser diario y en la dirección del pelo. Así, conseguiremos mantener un pelaje sano y brillante como el primer día.

Habana: el Siamés latino

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados