Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Medusa y Perseo, leyenda griega para niños

Cuento tradicional de Grecia para leer antes de dormir

Medusa y Perseo, leyenda griega para niños

En el tiempo de los dioses y los héroes, hace mucho, vivían en la región del monte Atlas unas hermanas espantosas, conocidas con el nombre de Gorgonas.

La más terrible de ellas se llamaba Medusa. De la cabeza de Medusa, en lugar de cabellos, salían culebras vivas.

Y cuando Medusa veía cara a cara a un hombre, a un perro, a un ser vivo, el hombre y el perro y el ser vivo quedaban convertidos instantáneamente en estatuas de piedra.

 Leyendas griegas para niños

A lo largo de los años, muchos héroes valientes y bien armados habían venido a la región del monte Atlas para matar a Medusa. Ninguno había podido matarla.Por todas partes se veían guerreros y más guerreros, en actitudes diversas, pero inmóviles y tiesos porque eran ya estatuas.

Entonces vino Perseo, hijo del dios Júpiter. Perseo sabía qué peligrosos eran los ojos de Medusa, pero venía muy bien. preparado.Tenía una espada encorvada, filosísima, regalo del dios Mercurio, tenía un escudo muy fuerte, hecho de bronce, liso como un espejo.

Y tenía también unas alas que volaban solas cada vez que él se las acomodaba en los talones.

Cuento griego clásico para niños

Llegó, pues, volando. Pero en vez de lanzarse contra Medusa, se quedó algo lejos, sin preocuparse más que de una cosa: no mirarla nunca cara a cara, no verla a los ojos por ningún motivo.

Y como era necesario espiarla todo el tiempo, usó el escudo de bronce como espejo, y en él observaba lo que ella hacía.

Medusa iba de un lado para otro, esforzándose en asustar a Perseo, Gritaba cosas espantosas, y las culebras de su cabeza se movían y silbaban con furia. Pero nunca consiguió que Perseo la viera directamente.

Cansada al fin, Medusa se fue quedando dormida. Sus ojos terribles se cerraron, y poco a poco se durmieron también sus culebras. Entonces se acercó Perseo sin ruido, empuñó la espada y de un solo tajo le cortó la cabeza.

Durante toda su vida conservó Perseo la cabeza de Medusa, que varias veces le sirvió para convertir en piedra a sus enemigos.

FIN

Artículos relacionados

1 comentarios

Avatar

  • nohora vega
    nohora vega

    06/05/2013 04:43

    me interesa recibir ayudas educativas para grado 1° de primaria. gracias

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

  • cuentos-tradicionales

    Cuentos tradicionales

  • Jugar a cantar

    Jugar a cantar

  • juegos

    Juegos y actividades

Cuentos tradicionales

  • CAPERUCITA ROJA  - Cuentos infantiles

    CAPERUCITA ROJA - Cuentos infantiles

  • CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

    CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

  • Cuento infantil

    Cuento infantil "Un elefante

  • Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

    Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

  • Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

    Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

  • Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

    Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

  • Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

    Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

  • LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

    LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

  • El gatito desordenado. Cuento Infantil.

    El gatito desordenado. Cuento Infantil.

  • Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

    Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana