Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Cuento infantil con valores: La ratita presumida

Cuentos tradicionales de animales para leer a los niños

Cuento infantil con valores: La ratita presumida

Érase una vez, una ratita que era muy presumida.

Un día la ratita estaba barriendo su casita, cuando de repente en el suelo ve algo que brilla... una moneda de oro. La ratita la recogió del suelo y se puso a pensar qué se compraría con la moneda.

“Ya sé me compraré caramelos... uy no que me dolerán los dientes. Pues me comprare pasteles... uy no que me dolerá la barriguita. Ya lo sé me compraré un lacito de color rojo para mi rabito.”

La ratita presumida 

La ratita se guardó su moneda en el bolsillo y se fue al mercado. Una vez en el mercado le pidió al tendero un trozo de su mejor cinta roja. La compró y volvió a su casita.

Al día siguiente cuando la ratita presumida se levantó se puso su lacito en la colita y salió al balcón de su casa. En eso que aparece un gallo y le dice:

“Ratita, ratita tú que eres tan bonita, ¿te quieres casar conmigo?”.

Y la ratita le respondió:

“No sé, no sé, ¿tú por las noches qué ruido haces?”

Y el gallo le dice:

“Quiquiriquí”.

“Ay no, contigo no me casaré que no me gusta el ruido que haces”.

Se fue el gallo y apareció un perro.

Cuentos para niños para fomentar la lectura infantil

“Ratita, ratita tú que eres tan bonita, ¿te quieres casar conmigo?”.

Y la ratita le dijo:

“No sé, no sé, ¿tú por las noches qué ruido haces?”.

“Guau, guau”.

“Ay no, contigo no me casaré que ese ruido me asusta”.

Se fue el perro y apareció un cerdo.

“Ratita, ratita tú que eres tan bonita, ¿te quieres casar conmigo?”.

Y la ratita le dijo:

“No sé, no sé, ¿y tú por las noches qué ruido haces?”.

“Oink, oink”.

“Ay no, contigo no me casaré que ese ruido es muy ordinario”.

El cerdo desaparece por donde vino y llega un gato blanco, y le dice a la ratita:

“Ratita, ratita tú que eres tan bonita ¿te quieres casar conmigo?”.

Y la ratita le dijo:

“No sé, no sé, ¿y tú qué ruido haces por las noches?”.

Y el gatito con voz suave y dulce le dice:

“Miau, miau”.

“Ay sí contigo me casaré que tu voz es muy dulce.”

Y así se casaron la ratita presumida y el gato blanco de dulce voz.

Los dos juntos fueron felices y comieron perdices y colorín colorado este cuento se ha acabado.

FIN

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar

  • cuentos-tradicionales

    Cuentos tradicionales

  • Jugar a cantar

    Jugar a cantar

  • juegos

    Juegos y actividades

Cuentos tradicionales

  • CAPERUCITA ROJA  - Cuentos infantiles

    CAPERUCITA ROJA - Cuentos infantiles

  • CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

    CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

  • Cuento infantil

    Cuento infantil "Un elefante

  • Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

    Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

  • Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

    Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

  • Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

    Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

  • Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

    Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

  • LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

    LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

  • El gatito desordenado. Cuento Infantil.

    El gatito desordenado. Cuento Infantil.

  • Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

    Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana