La ligadura de trompas es reversible

La reversión de la ligadura de trompas es posible y consigue muchos embarazos

Unas 600.000 mujeres se someten cada año a una intervención de ligadura de trompas en España. Pocas saben que el procedimiento tiene vuelta atrás y que las probabilidades de embarazo son muy altas. La media de embarazos que se consigue tras la operación de reversión es del 60%, aunque disminuye a medida que aumenta la edad de la paciente.

Un caso real

Hace 9 años, cuando tuve a mi segundo hijo, me hicieron una ligadura de trompas . Tenía un problema de salud y el médico me dijo que no me convenía quedarme embaraza. Luego, el problema se resolvió, y mi marido y yo decidimos tener otro hijo. Tras varios fracasos con la reproducción asistida, me enteré de que la ligadura de trompas podía ser reversible. Acudí a la consulta del Dr. José Ángel Mínguez, ginecólogo de la Clínica Universitaria de Navarra. A los tres meses de la intervención de reversión, me quedé embarazada. Hace un mes, supe que es una niña?. Alejandra, Salamanca, 36 años.

No es una técnica nueva

Unas 600.000 mujeres se someten a esterilización mediante ligadura de trompas en España. Según las encuestas, entre un 10% y un 15% de ellas desean tener un hijo en algún momento. La mayoría de las que finalmente deciden intentarlo optan por la reproducción asistida. ?Pocas saben que la ligadura de trompas puede ser reversible y que, de hecho, la intervención de reversión (repermeabilización tubárica) consigue más embarazos que la reproducción asistida?, asegura el Dr. José Ángel Mínguez, ginecólogo de la Clínica Universitaria de Navarra. A pesar del desconocimiento, la repermeabilización tubárica no es una técnica nueva. En los Estados Unidos y muchos países anglosajones se hace de forma rutinaria y como primera opción. ¿La razón de que no esté más difundida en España• Según los especialistas consultados, ?se trata de una técnica de microcirugía en la que no hay suficiente formación entre los ginecólogos, por eso se proponen otras alternativas, a pesar de que el coste económico por cada hijo conseguido es más alto con este procedimiento que con el de reversión de ligadura de trompas?. Según un estudio publicado en la revista de ginecología Human Reproduction (la de mayor prestigio en la especialidad), ?un hijo conseguido mediante la cirugía de repermeabilización cuesta la mitad (en dólares) que mediante la reproducción asistida?.

¿Son todas las mujeres candidatas a la intervención de reversión?

Hay varios factores que influyen en el éxito de la intervención de reversión de ligadura de trompas y en la decisión del médico de considerar o no candidata a una paciente. Primer factor: la edad. ?Con los años, la fertilidad se reduce, por eso, en mujeres menores de 35 años conseguimos tasas de éxitos de entre el 70% y el 85%?, explica el Dr. Mínguez. ?En mujeres de 40 años, el porcentaje desciende y es de entre el 50% y el 60%. Nuestra media general de éxitos es del 60%. Nuestro punto de corte son los 45 años. Por encima de los 50, no realizamos la intervención?. Segundo factor: En algunos casos, muy pocos, la paciente tiene extirpado el órgano, una medida discutible si no se informa a la paciente, pero que evita totalmente la posibilidad de un embarazo y también descarga al médico de esa responsabilidad, y eso hace impracticable la intervención. ?Las opciones para esas pacientes son la adopción o las técnicas de reproducción asistida?, explica el Dr. Mínguez. ?Para la intervención de reversión, las trompas no deben estar dañadas, conservar la suficiente longitud (unos 4 centímetros), y, sobre todo, deben conservar la parte distal, más próxima al ovario?, añade. ?Esa porción es esencial para conseguir un embarazo, porque contiene las fimbrias, ramificaciones en forma de dedos cuya misión es capturar los ovocitos tras la ovulación y llevarlos desde el ovario a la trompa. De hecho, si no hay fimbrias, no realizamos la intervención?. Ventajas añadidas. A las señaladas, la intervención añade otras ventajas: con ella, no hay períodos limitados de tratamiento, como ocurre en otras técnicas como la fecundación in vitro. ?En la reversión, la concepción se produce de forma natural, sin limitación de ciclos de tratamiento?, explica el doctor Mínguez. Además, este método evita el riesgo de embarazos múltiples. Riesgos. A los que conlleva cualquier procedimiento quirúrgico, hay un riesgo que aparece siempre citado y es el de que se produzca un embarazo ectópico (extrauterino). En la mujer sometida a reversión de ligadura de trompas, es un 5% mayor que en el resto, no mucho mayor, pero lo suficiente para que se aconseje un seguimiento muy riguroso en las primeras semanas de embarazo.

Así se realiza la intervención

De hora y media de duración más o menos, se realiza con ayuda de un microscopio y con anestesia general. El especialista practica una incisión de unos cuatro centímetros por encima de la línea del pubis, localiza la zona y extirpa el trozo de trompa donde se hizo la ligadura. Se buscan entonces los extremos abiertos y sanos, y se vuelven a unir con suturas de microcirugía. Finalmente, se cierra la incisión y se infiltra suero en el útero para ver si todo funciona correctamente. Al día siguiente, la paciente puede volver a su casa.

En qué consiste la ligadura de trompas

La ligadura de trompas es un procedimiento quirúrgico que consiste en seccionar el conducto de las trompas y anudar los dos cabos resultantes, de forma que queden separados. Otra variante, por vía laparoscópica, consiste en colocar un clip de plástico en mitad del conducto de la trompa. Ambos procedimientos permiten reversión. En cambio, si se ha extirpado la trompa o una parte importante de ella, la reversión resulta imposible. Asimismo, si se han extirpado las fimbrias, las posibilidades de gestación son muy reducidas. Más información: Clínica Universitaria de Navarra

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados