Náuseas durante el embarazo

Molestias del embarazo: náuseas, mareos y vómitos

Te damos unos consejos que pueden ayudarte a mitigar las nauseas en el embarazo. Muchas embarazadas se levantan ya con náuseas durante la primera etapa del embarazo y las hay incluso que las tienen durante todo el día. ¿Por qué se producen las náuseas y vómitos del embarazo ¿Tienen algún propósito o explicación especial ¿Qué remedios eficaces existen para combatirlas? Te damos respuestas a todas estas preguntas.

Náuseas durante el embarazo

Náuseas y vómitos en el embarazo

Las náuseas y vómitos del embarazo son a menudo una señal de que las hormonas del embarazo tienen niveles elevados, lo que a su vez indica que el embarazo avanza normalmente?, señala la Dra. Laura Riley, autora de Tú y tu bebé: Comer sano durante el embarazo. "Eso no significa en absoluto que las mujeres que no tienen náuseas tienen mayor riesgo de abortos. De hecho, el 25% de las gestantes que viven embarazos normales jamás experimentan náuseas. Por pasiva, eso quiere decir el 75% de las embarazadas las tienen. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, las náuseas desaparecen en el segundo trimestre?.

Respuesta de la medicina tracicional china

En la versión de la medicina tradicional china, las náuseas se producen cuando las toxinas han sobrecargado el hígado. En esa situación, el hígado ve reducida su capacidad para procesar los altos niveles de hormonas de la gestación, lo que se traduce en náuseas y vómitos.

Náuseas en sucesivos embarazos

Sea cual sea la causa, tendrás mayores probabilidades de desarrollar náuseas durante el embarazo si ya experimentaste náuseas por tomar píldoras anticonceptivas, si te mareas en los viajes, si estás embarazada de gemelos o si tu madre y/o hermanas también las tuvieron durante sus gestaciones. 

La buena noticia es que una combinación de cambios en la alimentación y el estilo de vida, así como algunas medidas sencillas, pueden aliviar las náuseas en la mayoría de los casos.

Remedios y soluciones a las náuseas del embarazo

  1. Para evitar o reducir las náuseas matutinas, sigue la regla de poco y a menudo. En vez de tomar tres grandes comidas al día, toma mejor seis comidas pequeñas. Sobre todo, no dejes que te entre el hambre: los picos y caídas de azúcar favorecen la aparición de náuseas. Es de hecho la razón por la cual tantas embarazadas sienten náuseas por la mañana: llevan mucho tiempo en ayunas. Para prevenir ese vacío en el estómago, toma alguna galleta o tostada integral entre horas y ten un paquete de crackers en la mesilla para poder tomar alguna antes de levantarte por la mañana. 

  2. Evita los alimentos con olores fuertes y los platos muy grasos y especiados. De todos modos, lo mejor es escuchar siempre la voz del propio cuerpo y comer lo que te hace sentir bien, no lo que no te apetece, señalan en la Sdad. Española de Ginecología y Obstetricia. Mientras comas de forma sensata y variada, bebas suficiente agua y tomes las vitaminas que te aconseja el médico, tu y tu bebé no tendréis problemas. 

  3. Si, a pesar de todas las medidas, las náuseas no te abandonan, prueba a buscar alivio en platos y bebidas frías: trozos de melón, naranja o pera: uvas y fresones fríos: tazas de gazpacho o vasos de zumo fresquitos pueden ser tus aliados. Muchas mujeres descubren que los cítricos son un remedio eficaz: incluso oler un limón puede ayudarles. Otras recurren a un cóctel de vinagre, agua caliente y miel. El jengibre es otro aliado conocido. Un estudio publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology corrobora la eficacia del jengibre para las náuseas del embarazo, sobre todo si se toma en forma de polvo o de cápsulas.

  4. La acupuntura también ha demostrado eficacia. En un estudio, la mayoría de las mujeres superaban las náuseas con dos tratamientos por semana durante el primer trimestre.

  5. Si vomitas a menudo, ten cuidado con la deshidratación. Es importante que repongas los electrolitos perdidos al vomitar: minerales como el sodio y el potasio, que ayudan a regular el equilibrio de líquidos en el organismo. Para ello, toma agua con limón, zumos naturales, caldos de verduras... Intenta beber a sorbos pequeños y frecuentes. Si bebes mucho de una vez, el líquido pasará más directamente a los riñones y la vejiga. 

  6. Si las náuseas matutinas afectan realmente a tu calidad de vida y tu bienestar, el médico puede recomendarte suplementos de vitamina B6. El embarazo hace que las vitaminas hidrosolubles como la B6 se eliminen más rápidamente. De hecho, suplementos de B6 o una dieta rica en alimentos que la contienen yemas de huevo, yogures o cereales integrales han demostrado eficacia para aliviar las náuseas. La recomendación para embarazadas es de 1,9 mg de B6 al día. (Los niveles terapéuticos pueden ser de 25 mg tres veces al día)

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados