Micción frecuente y embarazo

Micción frecuente y embarazo

A medida que progresa el embarazo, el incremento del tamaño del útero ejerce presión sobre la vejiga.

Por ello, la embarazada siente la necesidad de orinar con mayor frecuencia.

Recomendaciones:

-  No aguantar la micción.

-  Beber al menos 2 litros de agua al día.

-  Acudir al médico si la micción frecuente se acompaña de color anormal de la orina, escozor al orinar, fiebre, escalofríos o dolor en la zona lumbar irradiado a la zona de la ingle.

Los síntomas mencionados pueden anunciar la presencia de una infección urinaria. Esta afección debe ser tratada con antibióticos.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados