Desarrollo del bebé en la semana 30 de embarazo

Semana 30: desarrollo del bebé

En la semana 30 de embarazo, el bebé pesa unos 1500 gramos y mide alrededor de 40 centímetros.

Esta etapa se caracteriza por la maduración del sistema nervioso, así como un rápido crecimiento del cerebro. En el ojo, aparece el reflejo pupilar como respuesta al estímulo luminoso. Con respecto al oído, el bebé escucha mejor los sonidos graves (baja frecuencia), como por ejemplo, el latido cardiaco materno.

A nivel del sistema digestivo, el hígado, el estómago y el intestino asumen progresivamente sus funciones. El bebé ya puede diferenciar entre sabores dulces y salados. En el sistema respiratorio, aumenta el número de bronquiolos respiratorios y alveolos. El bebé realiza movimientos respiratorios rítmicos.

En el niño, los testículos entran en el escroto. En la niña, los labios mayores están muy separados, y los menores protruyen. Los huesos están desarrollados, pero permanecen blandos y flexibles. El bebé comienza a almacenar hierro, calcio y fósforo.

En cuanto a la piel, las arrugas se van borrando gracias al almacenamiento de grasa subcutánea. Los cabellos empiezan a alargarse.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

 

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Semana 1 a 4 de embarazo

    Semana 1 a 4 de embarazo

  • Semana 5 de embarazo

    Semana 5 de embarazo

  • Semana 6 de embarazo

    Semana 6 de embarazo

  • Semana 7 de embarazo

    Semana 7 de embarazo

  • Semana 8 de embarazo

    Semana 8 de embarazo