Trabajo y maternidad

Trabajo y maternidad

Si el embarazo transcurre con normalidad, puedes desarrollar tu actividad laboral habitual siempre que no haya contraindicación médica.

Después del nacimiento del bebé, tus cargas familiares cambian considerablemente. El cuidado de tu hijo/hijos requiere tiempo y dedicación. Cuando finaliza el periodo de baja maternal, que dura 16 semanas en el caso de parto único, es necesario que estudies la manera de conciliar vida laboral y vida familiar:

  • Si vuestra situación económica os lo permite, puedes disfrutar de una excedencia por cuidado de hijos. Hay mujeres que sienten gran estabilidad al dedicarse a tiempo completo a su familia. Otras, en cambio, sienten la necesidad de continuar desarrollándose laboralmente. Ambas opciones son válidas y respetables.
  • También existe la posibilidad de solicitar una reducción de jornada, de forma que tu horario sea más flexible y te permita adaptarte a tu situación familiar.
  • Hay empresas que ofrecen la posibilidad de  trabajar desde casa (teletrabajo).
  • Si optas por incorporarte al trabajo a jornada completa, puedes utilizar recursos como una guardería o un cuidador (un familiar o una persona ajena  a la familia).

Sea cual sea la decisión que tomes, ésta ha de estar consensuada con tu pareja. La responsabilidad del cuidado de los hijos es cosa de dos, y por lo tanto, debe ser asumida por ambos miembros de la pareja.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Duración del embarazo

    Duración del embarazo

  • La habitación del bebé

    La habitación del bebé

  • Un bebé… ¿para cuándo?

    Un bebé… ¿para cuándo?

  • Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermano

    Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermano

  • Diez errores comunes de los padres primerizos

    Diez errores comunes de los padres primerizos