El sexo del bebé

Los chinos descubrieron un método de cálculo hoy conocido como tabla china de la concepción, y consiste en combinar el momento de la concepción y tu edad. Algunos dicen que es fiable del 70% al 90% de los casos, quién sabe.

Este método puede usarse cuando desees quedarte embarazada o, naturalmente, cuando ya estés esperando.

Claro que hay métodos mucho más sofisticados, con la ayuda de la tecnología, para asegurarnos de tener un bebé del sexo que deseemos, pero para ello hay que recurrir a las técnicas de fertilización asistida, en la que se puede realizar una selección del esperma, con un éxito de aproximadamente el 80%. El éxito total se logra con la selección de embriones, pero eso, además de demasiado costoso, puede plantear dilemas morales o éticos.

Actualmente, en España, es posible saber si lo que la gestante espera es un niño o una niña en el segundo mes de gestación, a partir de la séptima u octava semana. Se trata de un procedimiento desarrollado por un laboratorio de análisis genéticos de Granada, en colaboración con la Unidad de Medicina Fetal del Hospital Virgen de las Nieves de aquella ciudad. Este procedimiento no conlleva ningún riesgo, porque consiste en el aislamiento del ADN fetal, es decir, que basta con una simple muestra de sangre, a diferencia de otras técnicas invasivas como la amniocentesis. Y parece ser realmente fiable, sobre todo a partir de la octava semana.

Hasta ahora había que esperar hasta el cuarto mes por lo menos para descubrir, a través de una ecografía el sexo del bebé. Algunos futuros papás y mamás desean conocer el sexo de su hijo por temor a que contraiga alguna enfermedad hereditaria o defectos congénitos. No obstante, lo normal es que deseemos saberlo para "ponerle carita" y para elegir el nombre. No te preocupes, tienes tiempo para decidirte. Seguro que encuentras el nombre ideal para tu bebé.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!