Puerperio

Revisiones, controles y cuidados durante este periodo

El puerperio se asume como un proceso fisiológico, a continuación del embarazo y parto, en el cual el cuerpo de la mujer vuelve paulatinamente a la normalidad y van desapareciendo las modificaciones que el embarazo produce en él.

  Dr. Juan Luis Alcazar Zambrano Especialista en Ginecología y Obstetricia Consultor. Departamento de Ginecología y Obstetricia CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Puerperio

 ¿Qué es el puerperio?

Por puerperio se entiende el periodo transcurrido desde la finalización del parto hasta unos 40 días después. Normalmente las primeras 48-72 horas transcurren en el centro hospitalario. En el periodo más precoz es frecuente la aparición de dolor, tanto a nivel abdominal como consecuencia de las contracciones uterinas, lo que se denomina «entuertos» o bien en la zona de la cicatrización de la herida, bien sea a nivel de la episiotomía en la región perineal o a nivel del abdomen en caso de cesárea. Durante estas primeras horas, la paciente tendrá un flujo vaginal rojo (sangre) y a dicho flujo se le denomina loquio. A lo largo de estos días este flujo cambiará a una coloración marronácea. Posteriormente parduzca-amarillenta y finalmente blanca. Es importante que la paciente sepa que la aparición o persistencia durante un tiempo prolongado de unos loquios rojos o bien la aparición de mal olor, debería hacernos pensar en una situación de subinvolución uterina y/o de procesos infecciosos.

¿Qué controles hay que seguir?

En los primeros días post-parto es importante revisar el proceso de cicatrización, tanto de la episiotomía como de la incisión cutánea en caso de cesárea, así como la realización de lavados con sustancias antisépticas que deberán prolongarse una semana después del alta.

Es importante también la evaluación de las extremidades inferiores, ya que es muy frecuente la aparición de edemas que van desapareciendo paulatinamente con el paso de los días. También es importante tener en cuenta que la aparición de dolor en algún miembro inferior puede estar en relación con un proceso tromboembólico, por lo que la paciente debería consultar. Es igualmente importante poner las medidas preventivas para que dicho proceso no ocurra, fundamentalmente la deambulación precoz, el uso de medias de compresión o incluso la profilaxis farmacológica, especialmente en aquellas pacientes con factores de riesgo.

Otro aspecto importante es detectar alteraciones en la micción o en la evacuación intestinal. En principio no debe haber ningún problema. A veces en pacientes a las que se le ha practicado anestesia epidural, la micción espontánea resulta dificultosa y requieren un sondaje vesical.

Otros cuidados

  • En cuanto a la evacuación intestinal, si en el plazo de 72 horas no se procede, debería facilitarse con el uso de laxantes o enemas.
  • Las mamas requerirán una especial atención por el riesgo de mastitis. Una vez que la paciente es dada de alta deberá seguir una serie de cuidados.
  • La paciente realizará una vida reposada con inicio progresivo de la actividad física.
  • Es recomendable evitar el tabaco, las drogas o la ingesta de alcohol.
  • En cuanto a la alimentación es conveniente hacer una dieta normal, completa, rica en fibras y de fácil digestión, y en casos de lactancia materna, debe incrementarse la ingesta de leche o derivados. El aporte de suplemento de minerales o vitamínicos debe ser valorado en cada caso.
  • Por lo que respecta a las normas de higiene hay que evitar las conductas complicadas y limitarse a una higiene completa y frecuente aconsejándose la ducha en lugar del baño. Asimismo deberán hacerse los cuidados antisépticos propios de la herida, bien sea en la episiotomía o en la cicatriz de cesárea. En las pacientes que estén amamantando es obvio la necesidad de una higiene estricta a nivel de la areola y del pezón.
  • En cuanto a la vestimenta debe usarse ropa cómoda que evite el roce y la compresión de la zona donde se encuentra la cicatriz. Se aconseja el uso de un sujetador con buena compresión mamaria que evite la distensión excesiva y las incomodidades propias del aumento de peso de ellas. Asimismo puede ser recomendable el uso de una faja tubular hasta que se recupere la musculatura de la pared abdominal. El calzado deberá ser igualmente cómodo evitándose el tacón alto.
  • Las pacientes que deseen realizar gimnasia puede hacerla perfectamente iniciándose tan pronto como la mujer se encuentre en condiciones físicas para poder realizarla. En el caso de cesáreas normalmente se demorará hasta unas 4 semanas después de la cesárea, fundamentalmente los ejercicios de abdominales. Los ejercicios deben ir encaminados a reforzar los grupos musculares más afectados como consecuencia del embarazo y el parto, refiriéndonos fundamentalmente a las zonas pectorales, espalda, periné y abdomen.
  • En cuanto al reinicio de la actividad sexual, en lo que hace referencia al coito, es recomendable evitarlo durante las 4-6 semanas que dura el puerperio, aunque no existe un periodo específicamente definido.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Posparto. Ejercicio para el puerperio

    Posparto. Ejercicio para el puerperio

  • Los secretos de las famosas para perder peso después del parto

    Los secretos de las famosas para perder peso después del parto

  • Lactancia

    Lactancia

  • Dudas sobre la menstruación en el puerperio

    Dudas sobre la menstruación en el puerperio

  • Cómo reducir la tripa después del embarazo

    Cómo reducir la tripa después del embarazo

  • Depresión postparto

    Depresión postparto

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!