Cómo reducir la tripa después del embarazo

Recuperarse físicamente tras el parto

Después de dar a luz, el organismo materno regresa paulatinamente al estado previo al embarazo, persistiendo pequeños cambios que diferencian a la mujer nuligesta de la mujer que ha tenido uno o varios hijos.

El retorno a la actividad normal debe ser progresivo, siendo desaconsejable realizar esfuerzos excesivos los primeros días tras el parto.

Recomendaciones para acelerar la recuperación física de la mujer después del parto:

Cómo reducir la tripa después del embarazo

Cuidar la alimentación. En caso de amamantar al bebé, puede ser necesario un incremento del aporte calórico de 500 calorías/día.

→ Tomar los suplementos pautados por el médico. Con frecuencia, el obstetra recomienda la ingesta de suplementos vitamínicos, hierro y yodo durante el periodo de lactancia materna.

→ Descansar adecuadamente, procurando adaptarse al ritmo de sueño del bebé.

→ Realizar los ejercicios del suelo pélvico o ejercicios de Kegel para recuperar y fortalecer la musculatura pélvica. Dentro del programa de Educación Maternal, la matrona realiza una parte práctica en la que orienta sobre los ejercicios más adecuados tanto antes como después del embarazo.

Evitar el uso de fajas, para permitir que los músculos del abdomen recuperen el tono por sí solos.

Las mujeres que practicaban deporte habitualmente, pueden reanudar la actividad cuando se sientan recuperadas.

En caso de llevar una vida sedentaria, se aconseja realizar actividades como caminar.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Recuperación postparto

    Recuperación postparto

  • Puerperio

    Puerperio

  • Los entuertos, contracciones posparto

    Los entuertos, contracciones posparto

  • Las primeras horas después del parto

    Las primeras horas después del parto

  • Consejos para cuidar el pecho durante la lactancia

    Consejos para cuidar el pecho durante la lactancia