Parto natural o parto convencional

Ya desde el primer momento del embarazo te planteas cómo va a ser el parto. Te impone un poco, aunque sabes que actualmente este asunto está muy controlado, y que no tienes que sufrir dolor si lo decides así.

No obstante, muchas mamás quieren combinar la seguridad que ofrece la tecnología con un parto natural, más acorde con la fisiología de la parturienta.

Porque no hay ninguna razón para seguir pensando que para dar a luz la mujer tiene que estar tumbada sobre su espalda. Sí es cierto que esta postura es la más cómoda para realizar un seguimiento monitorizado de la señal del corazón del bebé y para controlar el perineo.

Actualmente, la anestesia epidural ha evolucionado. Es más suave, y permite a la mujer moverse y adoptar otra postura, siempre que todo se desarrolle sin complicaciones. También los monitores han evolucionado y no requieren inmovilidad absoluta para captar correctamente las señales.

¿Qué es el parto natural?
Es parir sin la ayuda de la tecnología. Muchas mujeres tienen la convicción de que el parto es algo natural, no una enfermedad ni un trastorno. Creen que el propio dolor del parto es una experiencia gratificante, como parte del hecho natural de dar a luz.

No hace falta decir que una cosa es no hacer uso de anestesia y otra no recurrir a los profesionales médicos, ya que gracias a ellos la tasa de mortalidad infantil y materna ha bajado hasta casi desaparecer en nuestro país solo en cuestión de décadas.

Lo deseable es que las maternidades adopten nuevos métodos en que se conjugue el apoyo científico y tecnológico con la adopción de las posturas más adecuadas para cada mujer, y que esta deje de sentirse como una enferma.

En algunos países europeos se está empezando a trabajar en ello, y han comprobado que muchas veces es mejor que la mujer esté tumbada sobre un costado, ya que así la trayectoria del bebé se simplifica y la expulsión es más fácil. Además, esta postura es más cómoda para la madre.

También se ha descubierto que el que la madre se mueva es bueno para facilitar el desplazamiento del bebé y, en lo posible, la postura correcta. Este movimiento se podría facilitar con la ayuda de bolas o balones movibles sobre los cuales se desplazaría la mujer.

Parto humanizado
El parto humanizado es el parto no medicalizado, aunque sí hospitalario. Se considera importante el entorno, y por ello algunos centros habilitan salas especiales en las que las madres tengan la sensación de parir en casa. La clave es dar una atención más humanizada a la mujer, que pasa por un entorno más cómodo e incluso acogedor, la aplicación de anestesia y la cesárea solo cuando sea realmente necesario, iniciar la lactancia materna en el mismo paritorio y que la madre elija la postura que le resulte más cómoda para traer al mundo a su hijo.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • ¿Cuánto dura el parto?

    ¿Cuánto dura el parto?

  • Ejercicios beneficiosos para el trabajo de parto

    Ejercicios beneficiosos para el trabajo de parto

  • 7 Consejos para relajarse durante el parto

    7 Consejos para relajarse durante el parto

  • Lo que nadie cuenta acerca del parto

    Lo que nadie cuenta acerca del parto

  • La sala de partos

    La sala de partos