Yogur y embarazo

Yogur y embarazo

El yogur es un derivado lácteo obtenido a partir de la fermentación bacteriana de la leche.

Tras la fermentación, las bacterias lactobacillus bulgaricus y streptococcus thermophilus permanecen vivas. Así, el yogur protege y regula la flora intestinal. La transformación de la lactosa (azúcar de la leche) en ácido láctico da al yogur su textura y sabor característicos. Por eso, puede ser mejor tolerado que la leche.

Con frecuencia, se le añaden trozos de fruta o frutos secos, chocolate, vainilla u otros saborizantes. A nivel nutricional, el yogur es rico en proteínas procedentes de la leche. Cuando se elabora a partir de leche desnatada, es bajo en grasa. Asimismo, contiene vitaminas y minerales esenciales, entre los que destaca el calcio.

Por lo tanto, se trata de un alimento equilibrado que puede ser incorporado a la dieta de la embarazada para su consumo habitual.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados