Yoga y embarazo

Ejercicios de yoga para embarazadas

Durante la gestación, es conveniente mantener el cuerpo flexible y ágil, con el fin de prevenir el malestar muscular y la rigidez y llegar al parto en las mejores condiciones físicas posibles.

El programa de Educación Maternal impartido por la matrona en el centro de salud suele incluir una parte práctica en la que se trabajan medidas de higiene postural y  ejercicios respiratorios, de tonificación y de relajación. No obstante, cuando la embarazada no está habituada a realizar ejercicio, practicar actividades como caminar, nadar, taichí o yoga, pueden ayudarle a sentirse bien con su cuerpo.

La práctica de yoga incluye técnicas de respiración, ejercicio físico, técnicas de relajación y visualización, uso de sonido (mantras) y meditación, que favorecen la salud física y emocional de la mujer.

Algunos de los beneficios de practicar yoga durante la gestación son:

  • Prevenir y aliviar las molestias físicas.
  • Trabajar la conciencia corporal.
  • Aumentar la capacidad respiratoria.
  • Aprender a utilizar el cuerpo sin forzarlo ni dañarlo.
  • Mejorar la circulación sanguínea y la digestión.
  • Fortalecer el sistema nervioso.
  • Preparar el cuerpo y la mente para el nacimiento y la crianza.
  • Fomentar la comunicación y la relación con el bebé.
  • Desarrollar capacidades para manejar el estrés y suavizar sus efectos.
  • Encontrar serenidad y seguridad.

Recuerda que es fundamental dirigirse a profesionales especializados en embarazo para recibir la atención adecuada.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados