Tareas del hogar y embarazo

Tareas del hogar y embarazo

Tu embarazo será más fácil si compartes equitativamente las tareas del hogar con tu pareja.

Actualmente, la mayoría de las parejas mantienen ritmos de vida intensos: trabajo, actividades del hogar, hobbies, vida social, etc.

El embarazo implica una serie de cambios físicos que requieren adaptarse a un ritmo de vida más tranquilo y regular.

Algunos estudios demuestran que, aunque  la mujer trabaje fuera del hogar, ella asume la mayor parte de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos.

Tu embarazo será más fácil si compartes equitativamente las tareas del hogar con tu pareja. Si hasta ahora no lo hacías, puede ser útil la confección de una tabla en la que especifiquéis las actividades que realiza cada uno (hacer la compra, poner la lavadora, planchar, fregar los baños…) Y evita criticar su forma de realizar las tareas, porque puede conducir al abandono de las mismas.

Tras la llegada del bebé, aunque disfrutes del permiso por maternidad, de una reducción de jornada o de una excedencia, es aconsejable mantener el reparto de responsabilidades. El cuidado de un hijo implica mucha dedicación y necesitas disponer del tiempo adecuado para ello.

A nivel emocional, esta etapa de la vida también influye en la relación de pareja. Cada uno de los miembros experimenta unos sentimientos diferentes y  plantea unas necesidades distintas.

Entonces, el diálogo con la pareja es fundamental. Compartir emociones, preocupaciones, dudas e ilusiones fortalecerá la relación, servirá para que la pareja se adapte más fácilmente a los cambios que se avecinan y permitirá vivir de manera positiva esta maravillosa experiencia.

 

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados