Reposo y embarazo

Reposo y embarazo

Durante el embarazo, practicar ejercicio de forma regular puede resultar muy beneficioso.

Actividades como caminar, nadar o hacer yoga contribuyen a mantener el cuerpo flexible y ágil, y  prevenir el malestar y la rigidez muscular.

Sin embargo, el obstetra puede indicarte guardar reposo si presentas alguna de las siguientes complicaciones relacionadas con la gestación:

-  Amenaza de parto prematuro. Posibilidad de que se produzca el parto antes de la semana 37 de embarazo.

-  Rotura prematura de la bolsa de las aguas en gestaciones pretérmino. Se caracteriza  por la salida de líquido amniótico.

-  Placenta previa. Localización de la placenta fuera de su lugar habitual, de manera que se encuentra en el camino que ha de recorrer el bebé para salir del útero.

-  Desprendimiento prematuro de placenta. Separación de la placenta, normalmente inserta en la pared uterina, antes del nacimiento.

-  Preeclampsia. Cuadro desarrollado durante el embarazo que se caracteriza por la presencia de hipertensión.

En estos casos, el ejercicio puede repercutir negativamente sobre la salud de la madre o el bebé. Cuando es necesario guardar reposo durante un periodo de tiempo prolongado, suelen aparecer algunos efectos secundarios como debilidad muscular, aumento de peso, estreñimiento, trombosis venosa o ansiedad.

Las siguientes recomendaciones contribuirán a evitar los efectos secundarios del reposo:

-  Haz ejercicios pasivos de contracción y relajación de los músculos de las extremidades.

-  Realiza cinco comidas diarias poco copiosas, para que las digestiones sean ligeras. Limita el consumo  de grasas y aumenta la ingesta de hortalizas y verduras.

-  Bebe al menos 2 litros de agua al día y toma alimentos ricos en fibra (cereales integrales, legumbres y frutas) para prevenir el estreñimiento.

-  Haz ejercicios circulatorios con los pies: puntas hacia arriba y hacia abajo, y círculos en sentido horario y anti horario.

-   Realiza actividades que te resulten agradables: leer un libro, ver una película, escuchar música, hacer manualidades, recibir la visita de tus familiares y amigos…

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados