Natación en el embarazo

Ventajas de practicar natación en embarazadas

La natación es una de las formas de ejercicio más aconsejadas durante el embarazo. Si no existe contraindicación por parte de tu obstetra, puedes practicar este deporte hasta al final de la gestación. Además, en el agua la mujer embarazada no siente el peso y el volumen de la barriga, por lo que supone un descanso, sobre todo en el tercer trimestre cuando el volumen de la tripa es mucho mayor.

Beneficios de la natación en embarazadas

Natación en el embarazo

- Alivia las molestias dorso-lumbares y disminuye la incidencia de varices.
- Es una actividad de bajo impacto; el riesgo de lesión es bajo.
- Conforme aumenta el tamaño del útero, agradeces la sensación de ingravidez que proporciona.
- Incrementa tu estado anímico al sentirte bien con tu cuerpo.
- Refuerza los músculos que intervendrán en el parto.
- Trabaja aspectos tan importantes como la respiración y la relajación.
- Actualmente, muchos polideportivos y gimnasios organizan grupos de natación para embarazadas.

Recuerda: el embarazo puede ser un buen momento para comentar a practicar un deporte tan saludable como la natación.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados