Mitos erróneos y embarazo

Mitos erróneos y embarazo

Cuando decides compartir la noticia de tu embarazo con tus familiares y amigos, es habitual que te den numerosos consejos y te cuenten sus experiencias de una manera magnificada.

Con frecuencia, los consejos son confusos y erróneos y te generan dudas que hasta entonces no te habías planteado. Algunos ejemplos:

  • Durante el embarazo tienes que comer por dos.
  • La acidez y los ardores se producen porque el bebé tiene mucho pelo.
  • No es conveniente realizar ejercicio físico.
  • Debes evitar mantener relaciones sexuales.
  • Todos los embarazos son iguales.

Y si tus familiares o amigos te relatan sus propias vivencias del embarazo y el parto, pueden centrarse en las experiencias negativas, como:

  • Las nauseas y los vómitos no desaparecen hasta después del parto.
  • Aunque realices una dieta equilibrada, es inevitable un aumento excesivo de peso.
  • La analgesia epidural apenas alivia el dolor durante el parto.
  • Si sólo das lactancia materna a tu bebé, no crece porque no está convenientemente alimentado.

Recuerda que cada embarazo es diferente. Serán los profesionales sanitarios -enfermeras, matronas y médicos- quienes te den las recomendaciones apropiadas en cada momento y resuelvan tus dudas correctamente.

Por ello, es aconsejable que acudas a  las citas programadas y te realices las pruebas diagnósticas prescritas.

No olvides que participar en los Programas de Educación Maternal impartidos por las matronas en los centros de salud tiene una repercusión positiva en la vivencia de esta etapa.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados