La importancia del ácido fólico

Qué es y cuándo tomar el ácido fólico

El ácido fólico juega un papel fundamental durante el embarazo. Es esencial para la producción de tejidos y para la formación de los órganos del embrión y del feto. Algunos estudios demuestran que las mujeres que consumen la cantidad recomendada de ácido fólico, antes de estar embarazada y, durante el primer trimestre de embarazo, pueden reducir el riesgo de tener un bebé prematuro, con bajo peso al nacer, o con defectos del tubo neural, que son los defectos congénitos de la espina dorsal y el cerebro.

La importancia del ácido fólico

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico, también llamado «folato», es una vitamina del grupo B y es difícil obtener las dosis necesarias en la alimentación diaria, por lo que es conveniente consumir alimentos enriquecidos en acido fólico o tomarlo en forma de suplementos. Además de ser imprescindible en la etapa de embarazo, también sirve para prevenir enfermedades cardiovasculares y se considera que puede ayudar a prevenir la aparición del cáncer de colon y de cuello uterino.

¿Por qué se debe tomar ácido fólico durante el embarazo?

El ácido fólico es de vital importancia durante el embarazo ya que su ingesta previene que los niños nazcan con defectos en el tubo neural (un defecto de nacimiento que afecta al desarrollo del cerebro y la médula espinal) provocando la mayoría de las discapacidades congénitas. Los defectos más comunes del tubo neural son la espina bífida (una malformación de la médula espinal y la espina dorsal que consiste en que éstas no se cierran completamente), y la anencefalia (severo desarrollo insuficiente del cerebro). Tomar antes y durante el embarazo, suplementos que contengan ácido fólico también previene malformaciones como la fisura de paladar y el labio leporino, defectos que no son graves para la vida pero que normalmente requieren varias intervenciones quirúrgicas. Otras de las propiedades del ácido fólico es la de tener gran influencia en la producción de glóbulos rojos, con lo cual también beneficiará a las gestantes que padecen anemia durante el embarazo.

¿Cuál es la dosis necesaria de ácido fólico?

Se recomienda a aquellas mujeres que están planificando quedarse embarazadas, tomar una dosis de 400 microgramos de ácido fólico al día, comenzando al menos 3 meses antes de la gestación y durante los primeros 3 meses del embarazo para reducir el riesgo del desarrollo de un feto con defectos en el tubo neural. En ocasiones se recomienda continuar con el consumo de ácido fólico durante todo el embarazo si el ginecólogo considera que puede ser beneficioso para la madre. La mejor forma de obtener suficiente ácido fólico es tomando un suplemento vitamínico que contenga la cantidad necesaria de ácido fólico y realizar una dieta saludable a diario. Aunque se puede obtener folato de manera natural a través de los alimentos, la absorción de esta vitamina es dificultosa y por eso, sólo con una dieta equilibrada la mayoría de las mujeres no obtienen la cantidad recomendada de ácido fólico. Cuando las mujeres tienen un riesgo mayor de tener hijos con defectos congénitos, como las que han tenido otro hijo con defectos del tubo neural o mujeres que tienen diabetes o epilepsia, la dosis recomendad de acido fólico es mayor.

¿En que alimentos se encuentra ácido fólico?

• Cereales enriquecidos es folato
• Lentejas
• Verduras de hoja verde (espinacas, brócoli, espárragos, lechuga)
• Frijoles o habichuelas negras
• Zumo de naranja
• Panes y pastas enriquecidos en folato.

Pero recuerde que por muy sana y equilibrada que sea tu dieta, es difícil obtener de los alimentos la cantidad necesaria de ácido fólico. Algunos médicos incluso recomiendan tomar suplementos de ácido fólico junto con la vitamina prenatal durante toda la gestación. Las vitaminas prenatales no deben sustituir una dieta equilibrada, tomarlas puede ayudarte a ti y a tu bebé pues son un refuerzo de vitaminas y minerales.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!