Estrés y embarazo

Ansiedad y nervios en la gestación

Desde el comienzo del embarazo, experimentas una serie de cambios que pueden elevar tus niveles de estrés.

El estrés es la respuesta natural del cuerpo ante las situaciones amenazadoras. El entorno en el que vivimos, en constante cambio, exige continuas adaptaciones. Por lo tanto, cierto nivel de estrés es necesario.

Cuando la respuesta de estrés se intensifica o se prolonga en el tiempo, la salud, el rendimiento  profesional y las relaciones personales o de pareja pueden verse afectadas.

Algunos de los síntomas de estrés son:

  • Ansiedad, irritabilidad y miedo.
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones, olvidos y preocupación excesiva por el futuro.
  • Respiración agitada, palpitaciones y temblores
  • Músculos contraídos, manos frías o sudorosas y dolores de cabeza, cuello o espalda.
  • Mayor predisposición a padecer procesos catarrales e infecciones.

Desde el comienzo del embarazo,  experimentas una serie de cambios que pueden elevar tus niveles de estrés:

  • Cambios físicos: nauseas y vómitos, cansancio y somnolencia, ardores y acidez de estómago y aumento de peso entre otros.
  • Cambios psicológicos: temor a complicaciones del embarazo o el parto, incertidumbre ante el cambio de vida que implica el nacimiento de un hijo, preocupación por la situación económica…
  • Presiones externas: familia y/o amigos, trabajo, etcétera.

Recomendaciones para prevenir y hacer frente al estrés durante el embarazo:

  • Adáptate a un ritmo de vida más tranquilo y regular. Descansa y duerme el tiempo necesario.
  • Practica las  técnicas de relajación y respiración propuestas por tu matrona en el programa de Educación Maternal.
  • Realiza ejercicio regularmente. Caminar, nadar o hacer yoga son actividades muy recomendables en el embarazo.
  • Mantén una dieta saludable. Realiza 5 comidas poco abundantes diariamente. Evita el consumo de bebidas excitantes.
  • Comparte tus emociones y preocupaciones con tu pareja.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados