El cuidado dental durante el embarazo

En el embarazo, cuida tus encías

Los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer embarazada también afectan a la boca y a la dentadura. Durante la gestación, extrema la higiene dental para evitar las infecciones bucales, la gingivitis y las caries. El cuidado dental durante el embarazo exige control por parte del dentista, quien te ayudará a mantener tu boca sana y a lucir una bonita sonrisa durante el embarazo. 

La salud dental en el embarazo

Salud dental en el embarazo

Es recomendable visitar al dentista al principio del embarazo y siempre que padezcas alguna afección en la boca.

El embarazo se acompaña de una serie de cambios que pueden afectar a tu salud bucal:

1. Hay un aumento del flujo de sangre en la piel y las mucosas, situación que puede provocar sangrado de encías.
2. Existe mayor riesgo de padecer nauseas y vómitos. Estos últimos pueden dañar tu esmalte dental.
3. Frecuentemente hay un aumento de la salivación. El pH ácido de la saliva puede favorecer la aparición de caries.
4. Los cambios hormonales pueden propiciar la aparición de gingivitis (inflamación de las encías) o épulis del embarazo (tumor de las encías)

Cuida tu higiene dental en el embarazo

Estas son las medidas de higiene dental que debes poner en práctica en el embarazo para evitar problemas de salud:

1. Cepíllate los dientes después de cada comida, sobre todo si has tomado alimentos azucarados.
2. Emplea cepillo de dientes de cerdas suaves e hilo dental con cera.
3. Si tienes vómitos o salivación excesiva, realiza enjuagues con un antiséptico bucal.
4. Es recomendable visitar al dentista al principio del embarazo y siempre que padezcas alguna afección en la boca.
5. Realiza una dieta equilibrada, rica en minerales y vitaminas, y tómate los suplementos que te prescriba tu obstetra. De esta manera, protegerás tu dentadura y también favorecerás el correcto desarrollo de la dentadura de tu bebé.

Algunos estudios relacionan los problemas periodontales con la presencia de parto prematuro o recién nacido de bajo peso. Por ello, en caso de padecer alguna alteración, es importante recibir tratamiento por parte del  dentista.

Recuerda que,  cuidando tu salud, estás cuidando la salud de tu bebé.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados