Ejercicio físico en el segundo trimestre de embarazo

Deporte en la gestación

Recomendaciones para realizar ejercicio durante el segundo trimestre:

  • El ejercicio físico ayuda a mantener una buena salud en cualquier momento de la vida
  • Durante el embarazo se tiene menos tolerancia al esfuerzo físico
  • Cualquier ejercicio que se realice ha de ser seguro y ameno
  • Como recomendación general, es conveniente realizar un ejercicio físico moderado, aconsejando, los paseos al aire libre, la natación, yoga Pilates y los ejercicios aprendidos en las clases de educación maternal.
  • La postura en cuclillas y los ejercicios que refuerzan la musculatura de la pelvis y del abdomen, están especialmente indicados por su relación en el momento del parto.
  • No se recomienda la práctica de ejercicios violentos de competición, o que produzcan fatiga.
  • La embarazada no debe realizar una actividad física prolongada si existe un ambiente húmedo, caluroso o si padece una enfermedad como fiebre, gripe o catarro.
  • Debe evitar los movimientos bruscos, saltos, flexión o extensión excesiva de las articulaciones o de impactos corporales.
  • Es aconsejable que se utilice un sujetador apropiado para proteger las mamas.
  • La intensidad o duración del ejercicio dependerá de si la mujer ya era deportista antes del embarazo.
  • No se debe prolongar la actividad deportiva intensa más de 15 minutos.
  • Los ejercicios de calentamiento y relajación facilitan la adaptación progresiva del organismo al esfuerzo físico y ayuda a evitar lesiones musculares y articulares.
  • La gestante que practique algún deporte deberá de ingerir cantidades adecuadas de líquido y calorías.
  • Hay circunstancias en las que queda contraindicada la practica de algún deporte, como en enfermedades  cardiacas, enfermedades respiratorias, hemorragia genital…
  • Contraindicada la práctica de algún deporte en casos como:

  • Los deportes de alto riesgo de traumatismo abdominal, como deportes de combate esquí náutico,…
  • El alpinismo, ya que el equilibrio corporal de la embarazada está modificado, el peso aumentado y por tanto el peligro es evidente.
  • El submarinismo está prohibido desde el punto de vista médico – legal porque representa graves riesgos para la salud del feto.
  • Los deportes que tienen cambios bruscos de dirección, como equitación, gimnasia deportiva, deportes de raqueta, pueden ser practicados si la mujer ya los hacía antes de quedarse embarazada pero siempre con moderación.
  • El aerobic practicado de manera intensa puede ser peligroso, riesgo agravado de elongación muscular, hernia discal, hiperlaxitud ligamentaría…
  • Teresa de Lope Contreras. Matrona

    Comentarios

    ¡Sé el primero en comentar!

    Artículos relacionados