Dejar el tabaco y el alcohol antes del embarazo

Riesgos del tabaco, el alcohol y las drogas en la embarazada

Abandona los malos hábitos si estás pensando en un embarazo. Hay que tenerlo muy claro: tabaco, alcohol y drogas son incompatibles con el embarazo. Y la abstención debe ser previa a la gestación. Recuerda que los órganos vitales del bebé empiezan a formarse antes de que falte la primera regla. Los riesgos de exposición del bebé al tabaco, alcohol o drogas son inmensos pero además, antes del embarazo pueden causar problemas de fertilidad.

Tabaco, alcohol y drogas antes del embarazo

Riesgos del tabaco en embarazadas

La lista de riesgos de la exposición del feto al tabaco es apabullante: peso bajo al nacer, menor cociente de inteligencia, trastornos de aprendizaje, muerte súbita, cáncer infantil, problemas respiratorios... Por su parte, las embarazadas fumadoras tienen mayor riesgo de aborto, de dar a luz niños muertos, de embarazo ectópico (extrauterino), de placenta previa...

Evita el alcohol

No sólo tú, sino también tu pareja debería evitar el alcohol durante el pre-embarazo. Se ha comprobado que los hombres que toman más de dos raciones de alcohol al día o han abusado del alcohol al menos una vez durante el mes anterior a la concepción tienen mayor riesgo de concebir hijos con menor peso que los no bebedores (el bajo peso al nacer conlleva mayor riesgo de problemas de salud y desarrollo).
Por supuesto, el consumo de alcohol por la embarazada es nefasto para el feto: no solo aumenta el riesgo de aborto, sino que puede producir síndrome de alcohol fetal (causa de diversas anomalías) y hasta aumentar el riesgo de retraso mental.

Drogas totalmente contraindicadas

Sobra decir que las drogas ilegales tienen consecuencias catastróficas. Además de los daños físicos, mentales y cognitivos en el bebé, el consumo de estupefacientes aumenta el riesgo de parto prematuro y otras complicaciones en el embarazo.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados