Cáncer de mama, síntomas y tratamiento de la enfermedad

Cómo prevenir, detectar y curar el cáncer de mama

La mama está dividida en unas 20 partes (lóbulos), que a su vez se dividen en partes más pequeñas (lobulillos), unidas por unos conductos que terminan en el pezón. A la proliferación de células malignas en los lóbulos o en los conductos le llamamos cáncer de mama.

Si las células malignas proliferan en los lobulillos le llamamos "cáncer de mama lobulillar" y si proliferan en los conductos le llamamos "cáncer de mama ductal." El cáncer de mama es la forma de cáncer más frecuente en las mujeres españolas. El cáncer de mama en el hombre es muy infrecuente.

Cáncer de mama

¿Qué es el cáncer de mama?

No se conoce bien la causa del cáncer de mama, pero sí los factores de riesgo asociados a su aparición. Entre ellos:

  • Tener algunas alteraciones en unos genes que se llaman BRCA1, BRCA2 y P53
  • Tener dos familiares de primer grado (madre, hermana, tía) que hayan padecido cáncer de mama, sobre todo si es bilateral; que hayan padecido cáncer de ovario o uno cáncer de mama y otro cáncer de ovario; que el cáncer haya sido diagnosticado antes de los 35 años; que uno de los familiares con cáncer de mama sea varón.
  • Tener la menstruación precoz (antes de los 12 años) o tardía (después de los 15 años).
  • Tener el primer embarazo después de los 30 años o no tener hijos.
  • Padecer enfermedades benignas de la mama.

No obstante, más de la mitad de las mujeres que padecen cáncer de mama no tienen ninguno de los factores de riesgo citados, ni todas las mujeres que tienen uno o más factores de riesgo llegan a padecer cáncer de mama. La mayoría de las mujeres presentan una combinación de factores que están relacionados con un aumento del riesgo por un lado y con un efecto protector por otro.

Síntomas del cáncer de mama

El cáncer de mama se presenta casi sin síntomas. En la mayoría de los casos la mujer nota un bulto pequeño o una masa en la mama, pero puede notar también cambios en la forma y volumen de la mama, retracción y eczema del pezón. En algunas ocasiones tiene emisión sanguinolenta por el pezón.

Hay un tipo de cáncer de mama muy agresivo en el que la piel de la mama se asemeja a la corteza de la naranja (piel de naranja). El dolor de la mama nos hace pensar en una lesión benigna, aunque también puede tratarse de cáncer de mama, sobre todo si es persistente.

Además de la exploración, el método más eficaz y que detecta lesiones no palpables es la mamografía. Se realiza con un aparato de rayos X de baja radiación. Esta técnica está desaconsejada en mujeres embarazadas por la radiación que emite y en jóvenes por la densidad de sus mamas. En algunas comunidades autonómicas existen programas de detección precoz de cáncer de mama para mujeres sanas entre los 50 y 65 años.

Cuando se sospecha la malignidad de un nódulo, se pincha la lesión con una aguja muy fina y se extraen células para su análisis. Esta técnica se llama PAAF ( Punción Aspiración Aguja Fina). Es un método cómodo y rápido, que nos da el diagnóstico en el 90% de los casos.
Cuando se necesita un estudio detallado de la lesión se realiza una biopsia mediante una aguja gruesa o extirpación amplia de la lesión y tejidos vecinos.

Tipos de cáncer de mama

Cuando las células malignas atraviesan una membrana (membrana basal) que recubre los conductos y alvéolos de la mama e invaden el tejido mamario, hablamos de "cáncer de mama infiltrante". Cuando las células malignas no atraviesan esta membrana, hablamos de "cáncer de mama no infiltrante".

En la mama se pueden encontrar células malignas que no pertenecen a su estructura de lóbulos y conductos y dan lugar a variantes de cáncer como linfomas, sarcomas, melanomas o lesiones malignas de piel, pero su frecuencia es muy baja. También nos podemos encontrar en la mama una proliferación de células malignas, que proceden de un cáncer que está fuera de la mama (metástasis en la mama de otro cáncer).

El tipo de cáncer infiltrante puede ser "ductal" o "lobulillar, dependiendo de que asiente originariamente en los conductos de la mama o en los lóbulos. El carcinoma ductal infiltrante es el cáncer más frecuente de la mama. Hay otros tipos menos frecuentes de cánceres infiltrantes: medular, tubular, mucinoso y el llamado "enfermedad de Paget". Esta variante se presenta como una lesión eccematosa del pezón y se caracteriza por la existencia de células malignas en la piel del pezón. Otra entidad infrecuente de cáncer infiltrante es el cáncer inflamatorio que se parece a una mastitis y es el cáncer de mama más agresivo.

Hay dos tipos de cánceres no infiltrantes o "in situ":

- Cáncer ductal "in situ" (CDIS): aparece en los conductos de la mama. Su incidencia es cada vez mayor debido al aumento del empleo de la mamografía como técnica de diagnóstico temprano en el chequeo de las mujeres asintomáticas. La mayoría de las veces la mujer no tiene síntomas y se sospecha por la presencia de microcalcificaciones en la mamografía, por una masa palpable o emisión sanguinolenta por el pezón. Se han distinguido distintos tipos de CDIS: comedocarcinoma, cribiforme, micropapilar, papilar y el sólido. El comedocarcinoma es el tipo más frecuente y agresivo.

- Cáncer lobulillar "in situ"(CLIS): se origina en los lobulillos. Muchos autores lo consideran más una lesión de riesgo de cáncer infiltrante que un verdadero cáncer. Se suele diagnosticar de forma casual al analizar una biopsia mamaria por otro motivo. Es menos frecuente que el CDIS y en ocasiones es bilateral.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados