Antojos durante el embarazo

¿Por qué se producen los antojos?

Uno de los mitos más comunes del embarazo son los antojos. Ya se den por motivos biológicos o emocionales, hay que aprender a entender qué significan.

Los antojos son un mito del embarazo, pero no un “falso mito”: se producen entre un 60% y un 90% de las embarazadas aproximadamente, comenzando en los primeros meses del periodo de gestación.

¿Por qué se producen los antojos?
Cuando comienza un embarazo la placenta produce unas hormonas que provocan cambios en el organismo, entre ellos en el gusto o el olfato. Éstos derivan en falta de apetito, náuseas, reacciones de aversión hacia algunos olores o alimentos… y las ganas exageradas de consumir otros.

Pese a que hay una explicación médica para los antojos, no está de más valorar otras causas, como las afectivas o anímicas, pues en ocasiones los “antojos” de una embarazada pueden significar que ésta demanda atención o que padece ansiedad.

¿Qué hacer ante un antojo?
Lo más recomendable es satisfacerlos, pues el organismo “demanda” ese alimento concreto, aunque sólo si con ello no se cae en algo perjudicial. Es importante que prime el equilibrio de la dieta sobre los antojos, pues por sucumbir a éstos tal vez estemos descuidando nuestra alimentación.

En algunos casos la apetencia insistente hacia un alimento determinado puede indicar alguna carencia en nuestro organismo de nutrientes o vitaminas. Estas carencias también se pueden manifestar a través de antojos “absurdos”, como lo sería el de masticar algo de textura “terrosa” (tierra, tiza, hielo picado…). Este antojo en concreto se conoce como la “pica” de la embarazada, y algunos médicos lo atribuyen a la falta de hierro, calcio, u otros minerales, en el cuerpo.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados