Molestias abdominales y embarazo

Molestias abdominales y embarazo

Desde el comienzo del embarazo, se producen cambios adaptativos en el cuerpo de la mujer.

En el tercer trimestre, el considerable crecimiento del útero conlleva una acentuación las molestias abdominales. Puedes experimentar:

Ardores y acidez.

El útero desplaza el intestino y el estómago, favoreciendo el paso de jugos gástricos del estómago al esófago. Por eso, puedes sentir sensación de quemazón en el esófago. Consejos:

-   Realiza cinco comidas al día poco copiosas, para que las digestiones sean ligeras.

-    A la hora de comer, siéntate y tómate el tiempo necesario. Mastica bien los alimentos.

-   Evita las grasas, especias y picantes.

-   Cocina los alimentos asados, hervidos o al vapor. Limita el consumo de fritos.

-   Coloca una almohada más en la cama.

-   Si persisten las molestias, el médico puede prescribirte antiácidos.

Estreñimiento.

Debido a que las hormonas del embarazo ralentizan la digestión y a que el útero ejerce compresión sobre el intestino. Recomendaciones:

-   Sigue una dieta rica en fibra (cereales integrales, fruta, verduras, legumbres…)

-   Bebe al menos 2 litros de agua al día.

-   No recurras al consumo de laxantes sin indicación médica.

-   Evita hacer vida sedentaria.

Dolor pélvico.

La pelvis se dilata ligeramente, debido a la acción de la hormona relaxina, con el objetivo de prepararse para el paso del bebé. Consejos:

-   La natación y los ejercicios de estiramiento, como el yoga o el taichí,  pueden aliviar los síntomas pélvicos.

-   Evita permanecer demasiado tiempo en la misma posición, ya sea de pie o sentada.

-   Adáptate a un ritmo de vida tranquilo y regular, y descansa cada vez que sientas la necesidad de hacerlo.

Contracciones de Braxton-Hicks.

Hacia el final del embarazo, puedes tener contracciones poco dolorosas e irregulares, sobre todo, al final del día. Recomendaciones:

-   Reposo e hidratación.

-   Si las contracciones no ceden y aumenta su frecuencia, intensidad y duración, acude al servicio de urgencias de tu hospital de referencia.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica