Embarazo múltiple

Embarazo múltiple

Mientras que la frecuencia de embarazos múltiples monocigóticos permanece estable, la de los dicigóticos ha aumentado en los últimos años debido a la utilización de inductores de la ovulación y técnicas de Reproducción Asistida.

Se entiende por embarazo múltiple aquel en el que se desarrolla más de un feto. Puede ser:

Monocigótico: un único ovocito es fecundado por un solo espermatozoide, formándose un solo huevo, que posteriormente se divide dando lugar a dos embriones idénticos.

Dicigótico: dos ovocitos son fecundados por dos espermatozoides, dando lugar a dos embriones genéticamente distintos.

 

La ecografía es el método diagnóstico de certeza del embarazo múltiple. Las gestaciones múltiples suelen incrementar los signos y síntomas propios del embarazo: nauseas y vómitos, anemia, aumento de edemas, dolores de espalda, dificultad para moverse, trastornos hipertensivos, diabetes gestacional…

Asimismo, existe un mayor riesgo de aparición de determinadas complicaciones fetales: aborto, prematuridad, rotura prematura de membranas, recién nacido de bajo peso, malformaciones congénitas…

Por ello, la gestación múltiple suele seguirse en la consulta de embarazo de alto riesgo. La frecuencia de las visitas prenatales aumenta conforme avanza la gestación con el objetivo de detectar y tratar precozmente las posibles complicaciones.

La vía del parto depende de diversos factores: número de fetos, presentaciones fetales, patología materna y/o fetal… Después del parto, es fundamental contar con un adecuado apoyo psicológico y social para ayudar a la madre a adaptarse a la nueva situación.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica