Detectar la espina bífida en el bebé durante el embarazo

Pruebas médicas que detectan espina bífida

¿Que pruebas prenatales hay para diagnosticar la espina bífida? La espina bífida es una malformación congénita del tubo neural, que consiste en que uno o varios arcos vertebrales no han fusionado correctamente durante la gestación y la médula espinal queda sin protección ósea.

Los daños producidos en el cerebro y médula espinal son irreversibles. La gravedad de la lesión varía y puede desde no dejar síntomas a afectar severamente a los aparatos psicomotor, digestivo y urinario.

Detectar espina bífida en el bebé durante el embarazo

Pruebas que detectan espina bífida en el embarazo

Para detectar la espina bífida durante el embarazo hay tres pruebas posibles: La prueba de la AFP, ecografías y la amniocentesis.

La prueba de la AFP: La AFP o alfa-fetoproteína es una proteína producida de manera natural por el bebé y la placenta durante la gestación y de la que una pequeña parte entra en el torrente sanguíneo materno. La prueba de la AFP se realiza en el segundo trimestre –antes no puede detectarse- y consiste en medir el nivel de esta proteína existente en la sangre de la futura mamá; un nivel anormalmente alto indicará la posibilidad de que exista algún defecto del tubo neural en el feto. Pero esta prueba en ningún caso es concluyente, es decir, que un nivel alto de AFP en la sangre materna no es sinónimo de que el bebé esté afectado de espina bífida. Si se diese este caso de detectar ni nivel alto de AFP en la sangre materna, el médico deberá solicitar más pruebas para la madre.

EcografíasDado que la espina bífida es una malformación de las vertebras del feto, es posible ver, a través de ecografías, si existe malformación en este sentido. Aunque esta prueba tampoco es concluyente al 100%, dado que el tamaño de la malformación puede variar, no viéndose en ninguna prueba de ultrasonidos, ni siquiera en las pruebas en tres dimensiones. Esto significa que existe la posibilidad de que sea imposible detectar la espina bífida antes del nacimiento, aunque es poco probable que suceda. No obstante detectar de forma prenatal la espina bífida no representa en ningún caso la posibilidad de curación de este defecto en el bebé, sino sólo su conocimiento y consiguiente preparación de los padres para tratar a un hijo con este tipo de dolencia.

AmniocentesisLa prueba de la amniocentesis, consistente en la extracción de líquido amniótico del saco fetal para su análisis, también puede indicar la existencia de probabilidad de que el feto padezca espina bífida, al igual que en el caso del análisis de sangre de la madre, a través de la detección de la proteína AFP en su composición.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Defectos congénitos: ¿cómo prevenirlos antes del embarazo?

    Defectos congénitos: ¿cómo prevenirlos antes del embarazo?

  • La importancia del ácido fólico

    La importancia del ácido fólico

  • Ecografías durante el embarazo

    Ecografías durante el embarazo

  • Ecografía: el crecimiento del feto

    Ecografía: el crecimiento del feto

  • Triple Screening y amniocentesis en el embarazo

    Triple Screening y amniocentesis en el embarazo