Ejercicio y embarazo

Si se practica regularmente no hay por qué dejar de hacerlo, al menos en los primeros meses, y si no se practica, tampoco para comenzar algún programa de actividad física. Eso sí: hay algunos que están especialmente indicados, igual que otros contraindicados.

Dr. Juan Luis Alcazar Zambrano Especialista en Ginecología y Obstetricia Consultor. Departamento de Ginecología y Obstetricia CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

En general no es necesario que la mujer embarazada limite el ejercicio, siempre que no se fatigue excesivamente o no corra el riesgo de lesionarse o de lesionar al feto. La marcha es siempre consejable siendo un excelente ejercicio físico para la gestante, siempre que sea en terreno llano, al aire libre y no suponga un esfuerzo excesivo. Hay que rechazar todas las competiciones deportivas y todos los deportes que supongan esfuerzo violento como el tenis, equitación, remo, esquí, etc. La natación puede practicarse en aguas tranquilas, no muy frías y sin oleaje, y esto puede hacerse hasta el 8º mes aproximadamente. Aquellas pacientes que tengan alguna enfermedad cardíaca o que disminuya significativamente su capacidad de practicar ejercicio, debe igualmente limitar la actividad durante la gestación. En aquellas pacientes que habitualmente lleven una vida sedentaria, no es recomendable e inicio de una mayor actividad física durante la gestación, debiendo demorarse esta una vez que la misma finalice. El ejercicio regular al comienzo del embarazo de manera pausada no ha demostrado mayor riesgo de aborto.Ejercicios recomendados: Entre las actividades físicas que se consideran como práctica idónea durante la gestación, se encuentran el paseo y la natación. El primero es un ejercicio excelente sobre todo si la mujer no realizaba ninguna actividad física antes del embarazo. El caminar es un ejercicio muy adecuado para comenzar un programa de actividad física durante la gestación. La natación también es un ejercicio excelente, ya que utiliza grupos musculares muy diferentes mientras que el peso del cuerpo es sustentado por el agua. Se recomienda no realizar saltos de zambullida en los últimos meses del embarazo. Entre los ejercicios que se pueden practicar durante la gestación especialmente al principio y evitándolos al final de ella y sobre todo practicándolos con moderación, se encuentran el footing, la equitación, el esquí de fondo, la gimnasia deportiva, el golf y el tenis. Ejercicios contraindicados: El alpinismo, el automovilismo deportivo, los deportes de combate, el esquí alpino, el esquí náutico y el submarinismo. En general deben evitarse los deportes con finalidad competitiva.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados