Imaginación: juguetes para contarse historias

En el recreo no hablan de otra cosa. A los niños y a las niñas les apasionan las figuritas de animales o de personajes. ¿Por qué tienen tanto éxito estos juguetes con los que los niños inventan sus propias historias?

Imaginación: juguetes para contarse historias

Mil y una historias

Barbie, Playmobil... hay algunos juguetes famosos que a los niños les encantan. Y es que les sirven para contarse a sí mismos historias que transcurren en un entorno que ellos inventan y crean con lo que tienen a mano o con lo que les han regalado (una casa de muñecas, un avión, un castillo, un barco...). Sin olvidar los grandes clásicos como la granja y sus animales, o los dinosaurios.
Rosa para las niñas Estos juguetes suelen estar muy diferenciados por sexos. Las Barbies o los Polly Pocket, por ejemplo, son figuritas típicamente pensadas para las niñas. Su colorido no deja lugar a dudas: ¡domina el rosa! Aunque los Littlest Petshop están destinados sobre todo a las niñas, algunos niños también juegan con ellos, aunque en menor medida.
Guerreros para los chicos Caballeros, piratas, Action man... Para los niños, se crean unos personajes y un universo mucho más guerreros. Sin embargo, algunos juguetes gustan tanto a niños como a niñas: son los que guardan relación, por ejemplo, con los animales o también los incombustibles Playmobil.

¿Qué aportan los juegos con figuritas y muñequitos a los niños?

Tanto los niños como las niñas pueden pasarse horas imaginando historias y escenarios con figuritas, ¡les encantan! Esta pasión sorprende a algunos padres que preferirían verlos jugar con juguetes “educativos” o juegos de sociedad. Sin embargo, esos momentos en los que dan rienda suelta su imaginación, les aportan mucho.

Juegos de representación

Los especialistas llaman a las figuritas y los muñequitos (tipo Polly Pocket, Playmobil, etc.) que se venden con o sin complementos, “juegos de representación”. Forman parte de los juegos simbólicos, como los juegos de imitación. En los juegos de imitación, el niño representa un solo papel (el de una madre o un padre si está jugando a las muñecas, por ejemplo), mientras que en los juegos de representación, puede ser, por turno, caballero, dragón, mago...

Desarrollo de la imaginación y de la motricidad

El interés de estos juegos es múltiple, aunque no parezca evidente a primera vista. Para empezar, permiten que los niños dejen volar su imaginación libremente. También mejoran la motricidad de los más pequeños que manipulan pequeños personajes. Como los juegos de imitación, los juegos de representación dan a los niños la posibilidad de representar situaciones que han vivido y que así pueden exorcizar o comprender mejor.

Cómo escoger los juguetes que despiertan la imaginación de los niños

Es difícil aclararse cuando hay tanto donde elegir. Hay algunas normas esenciales para que los más pequeños puedan jugar con total seguridad y divertirse dando rienda suelta a su imaginación. Os ofrecemos algunos consejos para escoger bien.

→ Tener en cuenta la edad del niño o de la niña. Si el juguete va destinado a niños menores de 3 años, en la caja tiene que venir obligatoriamente especificado que es apto para niños menores de 36 meses y que cumple las normas de la CE. Esto garantiza que no existen pequeños accesorios que el niño se puede tragar. A esta edad, es mejor elegir personajes o entornos que el niño conoce, como los animales de la granja. Los protagonistas de los libros o de los dibujos animados también son interesantes. El niño puede representar sus aventuras o crear otras nuevas. Hay varias grandes marcas (Playmobil123, Little People de Fisher-Price...) y otras muchas más modestas que, desde hace algunos años, han adaptado casas de muñecas o garajes para que puedan ser utilizados por niños de 2 años.

→ Escoger preferiblemente juguetes simples. Conviene evitar que los pequeños, aunque tengan más de 3 años, jueguen con muñequitos diminutos que se pierden fácilmente. Es preferible escoger objetos de una sola pieza, para que la pérdida de un componente no inutilice el juguete (como la bicicleta de varias piezas que vendió durante un tiempo la marca Playmobil). Los personajes de una sola pieza con accesorios integrados están pensados con ese fin.

→ No olvidar las marionetas. Las marionetas también forman parte de los juegos de representación. A los mayores les permiten crear los primeros espectáculos o inventar historias para contar delante de los demás. Pero los niños suelen utilizarlas más a menudo como juguetes. Por eso, el flamante teatro de guiñol de madera no siempre es de gran utilidad.

Estimular su creatividad

No es necesario regalar al niño todo lo que rodea a las figuritas o los personajes. Es mejor dejarle inventar sus propios accesorios, muebles o vehículos utilizando objetos que ya posee: Lego, trozos de tela o de madera... ¡Eso también estimula la creatividad!

Catherine Pinet-Fernandes.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!