Cómo motivar a los niños para que se esfuercen

Consejos para despertar el interés de los niños por el esfuerzo

Si un niño sigue creyendo que esforzarse solo sirve para complacer a los adultos o para obtener una recompensa, es que todavía no ha comprendido el sentido del esfuerzo. La redacción de la revista infantil francesa Pomme d’Api os ofrece unos consejos de la psicoanalista Claude Halmos para despertar su interés por el éxito y la satisfacción personal. A menudo, los niños dicen que se esfuerzan “para que papá, mamá o la profesora estén contentos”. ¿Cómo debemos reaccionar?

Claude Halmos: “Creo que hay que explicar al niño que, cuando hace un esfuerzo, no lo hace por complacer a otra persona, sino para sí mismo, para que su mente crezca. Sin contar con que, si el niño se esfuerza por agradar a sus padres y fracasa, se sentirá muy culpable”.

¿Hay que premiar a los niños por el esfuerzo?

Educar los niños para el esfuerzo

Cuando hablamos de hacer un esfuerzo a los niños, ellos contestan pidiendo una recompensa. ¿Eso es bien? Según la psicoanalista Claude Halmos, no hay que confundir aprendizaje del esfuerzo con el “adiestramiento”. No podemos convencer a un niño de que se esfuerce presentándole como señuelo una recompensa.

El niño tiene que esforzarse porque el esfuerzo forma parte de su trabajo como niño, es decir, ir al colegio y crecer. En este sentido, el esfuerzo es el fruto de su trabajo, como el pan lo es del panadero. La única recompensa válida y estructurante es el éxito –parcial al principio, y luego total- que el esfuerzo le permite obtener.

Testimonio de una maestra de Educación Infantil de París

Stéphanie Griso: “Para despertar su interés por el esfuerzo, trabajo con situaciones prácticas como ponerse el abrigo, lavarse las manos correctamente o cerrarse una cremallera… e insisto hasta que lo consiguen. Muchos niños se conforman con la aproximación (los abrigos no están abotonados, las manos no están bien limpias…). Luego, este comportamiento lo encontramos en los aprendizajes llamados “escolares” de algunos niños. Por eso prefiero asignarles un “trabajo” corto que van a hacer bien e ir aumentando progresivamente el esfuerzo que les exige la tarea. Por ejemplo: media serie de círculos bien hecha, es mejor que una serie entera chapucera.

Antes de cada actividad, cuando explico cómo debe realizarse, los niños dicen por qué quieren hacerla: para enseñársela a sus padres por la tarde, para colgarla en clase o para poder repetirla ellos solos en casa. Después de cada taller, nos reunimos en los bancos y los niños explican cómo han logrado realizar la actividad propuesta: “Me he esforzado mucho, pensando que mi trabajo tenía que ser muy bonito para poder presentarlo a toda la clase…”. Los demás alumnos comprenden que ese triunfo no ha “caído del cielo”, que ha supuesto un esfuerzo y una verdadera voluntad de alcanzar el éxito”.

Comentarios (6)

03 oct 2015 05:37 mimbel

la información es muy buena, lo tomare como una enseñanza y lo aplicare con mis hijos, gracias a Dios por estos consejos

17 mar 2014 17:09 yesi vanesa valle cruz

compartire con ustedes mi experiencia, tengo 2 hijos una niña mujercita que desde que inicio sus clases no tuve problema alguno, pero con mi segundo hijo varoncito si que cambiaron las cosas su reaccion es igual a la de sus hijos, no me trabajaba en clase, tareas incompletas, no obedecia a la maestra lo ultimo fue que me el colegio me hizo firmar un compromiso de buscar ayuda psicologica para el proximo año, no lo busque y al primer corte de clase el niño comenso a dar señales del mismo problema es cuando decidi abocarme con una psicopedagoga, le conte mi problema, lloré por que me dolia me sentia impotente a ese problema me di cuenta que habia cometido muchos errores con mi hijo por imnorancia, en su primer año de preescolar de clase no comprendia la situacion y le pegaba lo regañaba y le decia cosas, le lleve los cuadernos del niño a la psicologa la verdad es que el problema se daba el colegio porque el ami en casa si me trabajaba. ella opto por visitar el colegio y hablar con la maestra estando yo presente ella le hizo unas preguntas y ella insistia en comportamientos inusuales del niño, se me olvidaba decirles que el colegio es religioso por lo tanto es estricto y recto en su educacion.es muy larga esta historia y no terminaria hoy , les dare la guia para resolver este problema o por lo menos se ayuden
1-Recuerden que como madre tenemos una cualidad unica y es el amor puro y la proteccion para cuidar de nuestros hijos hasta donde más podamos somo el angel que Dios envio a la tierra para ello ...... hay un video que pregona este mensaje muestrenlo a sus hijos y comentenlo con ellos......
2- antes de analizar a sus hijos, analisense uds mismos su comportamiento, su actitud, como le hablan al niño el tono, los gestos, todo influye en ellos es decir la educacion en el hogar.
3-no hay mejor psicologo para un niño que nosotros los padres asi que a leer se ha dicho hay temas rasionados a esta problematicas, hay tecnicas, lecturas, cuentos, actividades y mucho mas........despeierten que ustedes tambien aprenderan algo nuevo que no se imaginan..... si quieren saber mas escriban preguntando y les respondere gustosamente, si les interesa el tema de pareja tambien .......cuando se asiste aun psicologo el la persona o niño habla y para hablar, platicar y acosejar quien mejor que usted nadie,,,,,,,,,,,,,,

22 nov 2013 18:03 Mayra

estoy en la misma situación y me siento deseperada, fustrada en que estoy fallando? cabe aclarar que ya intente de todo,eh platicado con el, lo hemos disciplinado y siempre contesta con un no quiero y no me importa :(

27 ago 2013 23:41 camila

tengo un niño de 6 años, y no le gusta la escuela, nunca hace los trabajos que ql profesor le dice, no trabaja en la escuela, y las tareas las hace con mucha pereza y por lo consiguiente le salen todas feas, nececito un consejo que puedo hacer?

21 feb 2013 18:05 Maxha Leony

Me interesa conocer la respuesta al comentario anterior, dado que estoy en la misma situacion solo que con una niña de 7 años y esta en segundo grado.

09 oct 2012 16:59 Susan Barria

uyyy tengo un niño de 6 años, cursa el primer nivel de primaria. Pero no vale lo que se converse, que se prometa como recompensa, igual él se siente apático al estudio, es un niño muy brillante con un CI envidiable, pero no le gusta el estudio, cuando pone de su parte logra cosas inimaginables para su edad, pero es solo en fugaces ocasiones que eso le interesa, no le gustan los horarios del cole, no le gusta la rutina de ir al cole y por supuesto no le gusta hacer las tareas, cuando estudia con determinación y atención en un instante capta todo y lo hace muy bien, pero el problema está en conseguir su atención y su determinación para sentarse a hacerlo. Ya casi termina su primer grado y no he podido hacerlo cambiar, incluso en las mañana dice sentirse mal, para no ir y eso que sus maestras hacen ingentes esfuerzos por captar su interés. Ya no se qué hacer. por favor si me dan un consejo, será bien recibido. Tiene potencial, sus pruebas sicológicas siempre salen con puntos altos incluso a nivel superior, pero no se porqué esa actitud ¿será que le aburre? Ya ni se, espero sus comentarios gracias y muy buen artículo.

Artículos relacionados